Loading...

Banca de Centroamérica vuelve a la luz

El sistema bancario de Centroamérica está en proceso de recuperación, después de la reducción de créditos en 2020. Los mercados de Costa Rica y Panamá todavía presentan retos.

Enlace copiado
Banca de Centroamérica vuelve a la luz

Banca de Centroamérica vuelve a la luz

Enlace copiado

Luego de un período de incertidumbre experimentado el año pasado, todo parece indicar que el sector bancario de Centroamérica está recuperando su camino hacia la normalidad. Las medidas de alivio implementadas por las autoridades de cada país durante la paralización económica por el covid-19 ciertamente fue un factor que ayudó a los bancos.

Las agencias calificadoras de riesgo consideran que la banca también estaba bien posicionada antes de la pandemia, luego que aumentaron su capital, aprovisionamiento, fondeo y liquidez tras la crisis financiera de 2008.

S&P Global Ratings señala en un informe que espera que la normalización sea el tema dominante durante los próximos meses, conforme el repunte de las economías, la vacunación y las medidas gubernamentales que "ayudan a los bancos a recuperarse mucho más rápidamente de lo que era concebible en los oscuros días de 2020".

"En nuestra opinión, la sólida rentabilidad ha sido un factor clave para permitir a los bancos en la región sortear los bajos ciclos crediticios y las desaceleraciones económicas en el pasado, y una vez más les ayudó durante la pandemia", señala el documento.

Cabe señalar que el crecimiento del crédito y de los depósitos evolucionan a ritmos diferentes en cada país de la región.

Así, los mercados que en el primer semestre de 2021 mostraron un mayor crecimiento crediticio han sido Guatemala, seguido por Honduras y El Salvador. Mientras que Costa Rica y Panamá aún mostraron un estancamiento que se estima se revertirá en lo que resta del año.

"Para el segundo semestre de 2021, estimamos una tasa de crecimiento del crédito superior a la del primer semestre en todos los países; considerando la consolidación de la reactivación económica, y a que normalmente el segundo semestre es más dinámico", expresa Rolando Martínez, director senior para Latinoamérica de Instituciones Financieras de Fitch Ratings.

Por el contrario, el crecimiento promedio de los depósitos continua, aunque este se ha desacelerado en todos los países.

Luego de tener un crecimiento de dos dígitos durante 2020, en el primer semestre de 2021 el crecimiento ha sido en promedio entre 3.7 %, con Honduras, Nicaragua y Guatemala como los países más destacados, a tasas levemente superiores al 5 %.

Esto resulta normal pues las personas y empresas están utilizando esos recursos, ya sea en consumo o en producción, lo que refleja un proceso de consolidación de la recuperación económica. A pesar de ello, no se espera un debilitamiento de la liquidez.

Desafíos

Las medidas de alivio implementadas permitieron realizar reestructuraciones y reprogramaciones de los préstamos. No obstante, se observó un incremento inmediato de la morosidad de la cartera y cuando se retiren estas medidas paliativas, se esperan mayores impactos en la calidad de las mismas, señalan los expertos.

La Dirección de Análisis de Pacific Credit Rating (PCR) advierte que en el segundo semestre del año se podrá tener información de la mora real de las carteras de crédito, en la medida que se reinicie el conteo de días atrasados, así como de los requerimientos de reservas por los préstamos afectados; con lo anterior se espera que la mora se eleve y las instituciones realicen reservas adicionales, en caso no hayan realizado reservas voluntarias el año anterior.

"La perspectiva para los sistemas bancarios es hacia la baja debido al impacto en los resultados que han tenido la mayoría de las instituciones por las menores colocaciones de créditos y mayores reservas por cartera en mora, las cuales podrían incrementarse", explica la Dirección de PCR.

Aunque las agencias coinciden en que el comportamiento de la banca centroamericana ha sido destacado, los retos son muchos.

Por un lado, los elevados niveles de informalidad y condiciones frágiles para las pymes presionarán las carteras de crédito de las instituciones financieras a medida que se disipan las medidas gubernamentales de apoyo.

Además, la inestabilidad social y política de algunos países podría presionar la inversión y la recuperación económica. Esto podría traducirse en una demanda interna más débil que generará menor crecimiento en el otorgamiento de préstamos y una calidad de activos más débil.

En la última edición de El Economista, se presentan los resultados del ranking de los 25 principales bancos de Centroamérica, medidos por sus activos a junio.

Nuevamente se ubica en primer lugar el panameño BAC International Bank Inc, con $26,777 millones en activos (a marzo), lo que representa un crecimiento interanual de 9.3 %, seguido de Banco General ($18,713 millones) y Banco Nacional ($15,930 millones).

Destaca que en esta ocasión la inclusión en el ranking de los hondureños BAC Credomatic y Banco de Occidente, con $4,662 millones y $4,650 milllones en activos a junio, respectivamente.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Banca de Centroamérica

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines