Banco Agrícola es certificado en construcción sostenible

El Centro de Operaciones de este banco será el segundo edificio en El Salvador que tendrá la certificación estadounidense LEED Oro, por su diseño sostenible.
Enlace copiado
Enlace copiado
Una de las nuevas tendencias en los temas de construcción mundial es hacerlo de manera sostenible; es decir, con menos recursos económicos y que además ayuden a evitar la contaminación del medio ambiente. Un ejemplo de esto es el Centro de Operaciones de Banco Agrícola, que ayer fue certificado internacionalmente como un edificio sostenible.

El edificio, que fue inaugurado en septiembre del año pasado con una inversión de $55 millones, recibió la certificación del sistema de Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental (LEED, por sus siglas en inglés) que es entregado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (USGBC, en inglés).

LEED es un sistema de puntuación, en el cual las edificaciones obtienen puntos por satisfacer criterios específicos de construcción, que están relacionados con lograr una alta eficiencia energética y ambiental, establecidos por el USGBC.

La acreditación tiene cuatro categorías que dependen de la cantidad de puntos que una edificación reúna. Las categorías son: de 40 a 59 puntos se obtiene la de certificado; de 50 a 59 puntos, la de plata; de 60 a 79 puntos recibe la de oro; y de 80 puntos o más, la de platino.

Según el presidente de GBC en El Salvador, Juan Francisco Sifontes, en el país actualmente hay cinco edificios con certificación LEED, de los cuales tres son certificados y dos, son oro. Entre estos últimos dos está el Centro de Operaciones de Banco Agrícola, el cual es el primer edificio nuevo en ser LEED oro; es decir, con un acumulado de entre 60 y 79 puntos.

Sifontes explicó que uno de los componentes más fuertes de la certificación para el edificio del banco es la eficiencia energética. Según datos del GBC y Banco Agrícola, los equipos y diseño del Centro de Operaciones permiten ahorrar 2.5 millones de kilovatios hora por año, que es similar al consumo de energía eléctrica de 1,000 familias salvadoreñas, equivalente a $274,000.

Entre otras cifras, el 17.98 % del valor total del edificio está invertido en materiales reciclados. Por ejemplo, todas las alfombras que están colocadas en el interior de la infraestructura fueron elaboradas con plásticos reciclados.

“Esta inversión que hemos hecho puede mostrar el camino a otras empresas para que construyan edificios sostenibles que, además de cuidar el medio ambiente, puedan mejorar las condiciones y la producción de sus empleados”, expresó el presidente ejecutivo de Banco Agrícola, Rafael Barraza.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter