Lo más visto

Beneficiarios del TPS pueden impulsar a la economía de El Salvador: analistas

Economistas consideran que los salvadoreños que deban regresar desde EUA tras la suspensión del TPS pueden traer capital y capacidad que generen empleos. Ven impacto en el mediano plazo en reducción de remesas.
Enlace copiado

Duarte aseguro que 19.7% de turistas internacionales que visitaron el paiÂÂs durante el año pasado son salvadoreños que viven en Estados Unidos en calidad de residentes, por lo que si los amparados en el TPS obtuvieran la residencia, eso afectara positivamente a nivel de ingreso turiÂstico. - 00:01:32 La Prensa Gráfica

Enlace copiado

El Gobierno de los Estados Unidos ha anunciado este lunes una última prórroga de 18 meses al Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), que permitía que unos 200,000 salvadoreños vivieran y trabajaran legalmente en la nación norteamericana.

Tras el anuncio, los beneficiarios del programa tienen hasta septiembre de 2019 para regularizar su situación migratoria o volver a El Salvador. De los más de 2 millones de salvadoreños que viven en Estados Unidos, uno de cada 10 lo hacía amparado en el TPS.

Analistas consideran que el anuncio no debe ser causa de pánico. El economista Claudio de Rosa dice que incluso es probable que muchos de estos compatriotas busquen migrar a otros lugares, como Canadá, Europa o Australia, donde el hecho de haber estado trabajando en EUA y demostrado sus capacidades, les pueden abrir puertas.

"Esto aminoraría el impacto. Por los que regresen se espera que haya menos remesas, pero muchos de ellos llegarán con capitales, con sus ahorros de años, y también con sus conocimientos, capacidades y fuerzas para incorporarse al trabajo en El Salvador y apoyar a la economía", afirmó De Rosa. "No es un efecto devastador. Si generamos condiciones para los jóvenes que regresarán, con conocimientos, así como los inmigrantes que empujan a sus países, estos jóvenes también pueden hacerlo".

En esto coincide el también economista Luis Membreño, quien señala además como punto positivo que el TPS se amplió una vez más, y no fue cancelado de inmediato. "Ahora lo que corresponde es que tanto los salvadoreños que viven allá, el Gobierno y las organizaciones, busquen opciones".

Membreño indicó que los futuros retornados son personas preparadas, empresarios, gente con sus propios negocios, con capital, y que pueden venir a contribuir a mejorar el país, a generar fuentes de empleo, y no a demandarlos. "Hay que generar las condiciones, proyectos, líneas de financiamiento, se pueden hacer acciones internas para recibir a todas estas personas que terminen viniendo y que puedan integrarse de la mejor forma y sin mayor exabrupto", añadió.

Coincide en que se espera un impacto de mediano plazo en reducción de remesas familiares, pero sostiene que esto puede ser compensado por un incremento en la inversión y la creatividad de estas personas, "que en su gran mayoría traen un capital de trabajo muy bueno".

"Tenemos que hacer dos cosas: una, cómo en estos 18 meses logramos que se revierta esta decisión, no para un TPS, sino para una reforma migratoria en EUA que les permita quedarse allá, y si no se puede, crear las condiciones para que se facilite el regreso", acotó, por su parte, De Rosa.

"Para que quienes puedan aspirar a otro estatus migratorio lo hagan, que se busquen otras opciones de reforma migratoria, y se necesita una acción de todos los que quieran colaborar en esto, no solo el Gobierno o un partido político. Hay que buscar aliados de otros países que están en la misma situación por el fin del TPS y buscar alternativas de apoyo", concluyó Membreño.

El Salvador recibe anualmente unos $4,000 millones en remesas familiares, cifra que equivale a un 18 % del Producto Interno Bruto (PIB), y supera a la inversión total del país, y a la recaudación tributaria en el mismo.

Tags:

Lee también

Comentarios