Loading...

"Bonos basura" Moody's baja nota de El Salvador a categoría Caa1

Las advertencias de la calificadora se han confirmado. El país se encuentra "vulnerable" en el área fiscal y se le complicará más encontrar financiamiento.

Enlace copiado

"Bonos basura" Moody's baja nota de El Salvador a categoría Caa1

Enlace copiado

Las alertas de las calificadoras de riesgo sobre el rumbo fiscal que está tomando el país se han materializado. Ayer Moody's rebajó la nota soberana de El Salvador de Ba3 a Caa1 , que es considerada como "bonos basura", es decir con alta probabilidad de impago. La definición de la calificadora es que las emisiones con esa nota son: "especulativas con mala reputación y están sujetas a un riesgo crediticio muy alto".

En septiembre de 2009 el país tenía Baa3 de parte de Moody's (que se consideran de grado intermedio y están sujetas a un riesgo crediticio moderado), pero desde entonces la nota ha venido cayendo, ya había estado en una posición como la actual (Caa1) en abril de 2017 cuando el Gobierno dejó de pagar intereses de la deuda previsional.

"La perspectiva negativa de la calificación Caa1 refleja la opinión de Moody's de que la posición fiscal sigue siendo vulnerable y susceptible a shocks de financiamiento que podrían poner en peligro la capacidad de pago" del país, señala el reporte. Para la calificadora cada vez hay menos alternativas de financiamiento y hay "incertidumbre" sobre la posibilidad de que se logre un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En marzo pasado, después de meses de rumores el Ministerio de Hacienda confirmó que estaba en conversaciones con el FMI para obtener financiamiento por $1,300 millones. En ese momento el Ministro del ramo, Alejandro Zelaya, detalló que el gobierno necesitaba $2,000 millones en financiamiento, incluyendo un plan de manejo de la deuda de corto plazo. Más adelante detalló que el acuerdo de servicio ampliado implicaría un ajuste del 4 % y que en ningún momento esto significaría un aumento de impuestos.

Pero, a la fecha, se desconoce qué ha pasado con las negociaciones. Para muchos economistas y la misma Moody's después de la salida de El Salvador de la CICIES, la destitución de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y la aprobación express de la Ley del Bitcóin, el acuerdo con el FMI está en el "congelador".

"Estas medidas reflejan el debilitamiento de la gobernabilidad en El Salvador, aumentando las tensiones con los socios internacionales, incluido Estados Unidos y poniendo en peligro el avance hacia un acuerdo con el FMI. En este contexto, los riesgos asociados a la necesidad de El Salvador de acceder a suficiente financiamiento externo antes de los reembolsos de bonos a partir de enero de 2023 han aumentado sustancialmente", detalla el reporte.

En cuidados intensivos

En junio pasado a pocos días de la aprobación de La Ley Bitcóin, LA PRENSA GRÁFICA conversó con Jaime Reusche, analista a cargo de la calificación soberana de El Salvador de parte de Moody's sobre si esta medida afectaría de alguna manera la nota del país y él señaló que: "No inmediatamente. Nuestra calificación está más sujeta a lo que pueda pasar con el acuerdo del Fondo... el mayor reto que tiene el gobierno en este momento es tapar el hueco de financiamiento que tiene que nosotros estimamos en $1,500 millones y buena parte de eso se espera que va a estar cubierto por el FMI y por las multilaterales que van a adherirse al programa del Fondo...".

El hecho de la rebaja señala también que cada vez hay menos esperanzas que el país logre ese acuerdo.

"Es una noticia desafortunada, pero no inesperada porque ya llevamos al menos seis meses hablando del tema mencionando que las finanzas públicas tenían un gran problema y desde afuera los inversionistas nos iban a leer con mucha incertidumbre lo que estaba pasando y lo iban a traducir en más costos de deuda. La calificadora emite una opinión específicamente para inversionistas y lo grave es que son ellos quienes nos pueden dar liquidez", señala la economista Tatiana Marroquín.

Para José Andrés Oliva, analista de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) esto indica que se están "concretando las señales de advertencia que Moody's ya había lanzado al país". Y el mayor problema, detalla, es que no hay tendencias claras que el país esté tomando cartas para revertir el deterioro fiscal en el que está inmerso.

El Salvador deberá salir a los mercados para hacer frente a pagos y amortizaciones, solo para Eurobonos tendrá que tener $800 millones en 2023.

Por otra parte la calificadora destaca que las "fuentes de financiación nacionales a corto plazo han sido en parte responsables de la escasa posición de liquidez del soberano". Las últimas emisiones de LETES y CETES que ha hecho el gobierno no han logrado "venderse" por completo y las tasas que está pagando Hacienda por deuda a 180 días es de 7.2 %.

"No hay un cronograma de ajustes, ni metas y eso está complicando el panorama", detalla Oliva.

Y este no es solo problema para el gobierno central sino que también afectará a entidades del sistema financiero. "Por ejemplo, las AFP tienen inversiones en bonos y deuda de El Salvador, que después de esta calificación van a caer los precios y por lo tanto impactará en la valorización que tienen estas instituciones como bancos y fondos de pensiones", detalla Marroquín.

Para la economista la única opción que tiene el país es ordenarse o "se va directo al precipicio".

Para el Ministro de Hacienda, el país va por "un buen rumbo económico". "Hoy por hoy es una decisión de la calificadora de riesgo evaluar de manera más negativa a El Salvador", recalcó.

Tags:

  • bono basura
  • calificación
  • moody's
  • caa1
  • deuda
  • iliquidez
  • presión
  • economía
  • nota soberana
  • El Salvador

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines