Brasil es un gigante que se encoge, según analistas

Las cuentas públicas registraron un déficit histórico el año pasado.
Enlace copiado
Enlace copiado
Hasta 2013, las apuestas de la economía mundial estaban centradas en Brasil. La expansión económica, el aumento de la clase media y los eventos deportivos habían engrandecido aún más al país. Ahora, una década después de su despegue, parece que el gigante comienza a encogerse.

En 2009, cuando la crisis internacional golpeaba con fuerza a Europa y Estados Unidos, Brasil se presentó al mundo como un titán gracias al dinamismo de su economía doméstica, basado en la expansión del crédito, las exenciones fiscales para la compra de productos en algunos sectores y la reducción de aportes patronales con el gasto de los salarios.

Además, la elección de Brasil como sede del mundial de fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 crearon unas expectativas en torno del país latinoamericano, que llegó a crecer un 7.6 % en 2010, durante el segundo mandato del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. Sin embargo, con la llegada de la presidenta Dilma Rousseff al poder, la economía nacional tan solo se expandió un 3.9 % en 2011, el 1.0 % en 2012, un 2.3 % en 2013 y es posible que cierre 2014 y 2015 en números rojos, según las últimas proyecciones.

Las cifras del PIB de 2010 y 2011, que inicialmente eran de un crecimiento del 7.5 % y el 2.7 %, respectivamente, fueron ajustadas recientemente bajo los nuevos parámetros de contabilidad aplicados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Además del estancamiento de la economía, las cuentas públicas registraron un déficit histórico el año pasado, la tasa básica de interés fue subida a su mayor nivel en seis años (12.75 %), la inflación interanual ascendió hasta el 7.7 % –la mayor en la última década– y el real se depreció más de un 20 % desde que comenzó 2015.

Para el economista de la universidad Fundación Getulio Vargas (FGV), André Nassif, el debilitamiento de la economía brasileña en los últimos meses no puede ser atribuido a la crisis internacional, como ha argumentado Rousseff.

Tags:

  • brasil
  • economia
  • mundial
  • pais
  • europa

Lee también

Comentarios

Newsletter