Lo más visto

Más de Economía

Burocracia en las aduanas preocupa al sector agrícola

Gremiales del sector esperan que los esfuerzos entre sector privado y Gobierno por facilitar el comercio se concreten en beneficio de la actividad económica. Esperan que se sancionen las recientes reformas a la ley aduanera.
Enlace copiado
Enlace copiado
La lentitud en el paso de las mercancías por las aduanas locales es uno de los frenos al comercio más señalados por el sector privado. Uno de los sectores afectados con esta situación es el agrícola.

“Un Gobierno tiene que ser un facilitador para que la economía crezca, para que haya más empleos. Toda la estructura de tramitología lejos de ser un obstáculo debería ser una estructura para facilitar. Ahora los trámites se han vuelto más engorrosos”, aseveró Mario Salaverría, presidente de la Asociación Azucarera de El Salvador.

Destacó que en puntos fronterizos como La Hachadura, en Ahuachapán, no es extraño encontrarse con colas de furgones de más de 5 km.

En su opinión, la falta de continuidad en las políticas de las diferentes administraciones afecta, ya que muchas veces los trámites se modifican según la opinión de los funcionarios de turno.

“Se necesita voluntad política porque ya el país no está aislado, somos un país que tiene que competir para atraer inversión. Si Honduras da más facilidades los inversionistas se van a ir a Honduras, si Nicaragua lo hace igual. Esos países lejos de generar mecanismos burocráticos los están disminuyendo”, añadió Salaverría.

Agustín Martínez, presidente de la Cámara Agropecuaria y Agroindustrial de El Salvador (CAMAGRO), consideró que la descoordinación entre instituciones complica la actividad empresarial, y por ende el crecimiento económico. “Las cosas se pueden hacer mejor si se reducen muchos trámites que además de no controlar hacen más engorrosos los procesos”.

En El Salvador se han promovido diferentes iniciativas para agilizar los servicios aduaneros. Durante la administración anterior se llevó a cabo un “plan de modernización” que incluyó la colocación de equipos de rayos X, básculas y cámaras de seguridad. Además se promovió la presentación de algunos formularios en línea.

En esta administración se conformó un equipo de trabajo entre el sector público y el sector privado a instancias de la vicepresidencia. Si embargo, de una agenda de 19 temas solo se avanzó en tres de ellos tras dos años de reuniones. Entre los temas en debate están, a revisión de la ley de infracciones aduaneras, establecer un procedimiento expedito para la exportación e importación de muestras y agilizar la devolución del IVA a los exportadores.

Por otra parte, la Dirección General de Aduanas (DGA) ha participado en la formulación de proyectos para integrar y modernizar sus oficinas en La Hachadura y en El Amatillo, en La Unión, con las de Guatemala y Honduras, respectivamente, en el marco de iniciativas con el BID y FOMILENIO II.

En febrero pasado se instaló el Comité Nacional de Facilitación del Comercio (CNFC), una instancia donde participan CIFACIL e instituciones de Gobierno como parte de las obligaciones a las que el país se comprometió cuando firmó el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

A principios del mes pasado, CIFACIL se quejó por los retrasos en los procedimientos en las aduanas para la importación y exportación e incluso dijo que esta situación está generando pérdidas. Además consideraron que con los retrasos se está incumpliendo el acuerdo con la OMC.

El Ministerio de Hacienda ha manifestado que el reporte Doing Business del Banco Mundial de 2017 ubica a El Salvador en la posición 44 a escala mundial en el apartado de comercio transfronterizo (importaciones y exportaciones) y que está posición representó una subida de dos posiciones con respecto al año previo cuando fue 46.

El Doing Business es un ranking mundial que mide las facilidades que aportan los países a las empresas para hacer negocios e invertir.
 

Tags:

Lee también

Comentarios