Loading...

Buscan innovar en cultivos de plátano y loroco en La Paz

En la zona de El Porvenir, Achiotal y San Marcos Jiboa, en el sur de La Paz, hay alrededor de 140 productores que siembran unas 130 manzanas de plátano. La apuesta es por mejorar la selección y reproducción de plantas.

Enlace copiado
Buscan innovar en cultivos de plátano y loroco en La Paz

Buscan innovar en cultivos de plátano y loroco en La Paz

Enlace copiado

Productores de plátano y loroco de San Pedro Masahuat, La Paz, conocieron formas de reproducción de plantas, que otros agricultores de la zona ya están aplicando, para poder mejorar la rentabilidad del cultivo.

En la zona de El Porvenir, Achiotal y San Marcos Jiboa hay alrededor de 140 productores que siembran unas 130 manzanas de plátano y por lo general utilizan los hijos de una mata para resembrar; sin embargo esto no resulta siempre en los mejores racimos, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Centro Nacional de Tencología Agropecuaria (CENTA).

La apuesta es la instalación en la zona de cámaras reproductivas para seleccionar y replicar las mejores plantas ya además, que los agricultores hagan una siembra escalonada, de manera que tengan cosecha en varios momentos del año.

Ante la duda de los productores sobre semblar plantas in vitro, es decir que han crecido en un laboratorio y no directamente en el campo, José David Álvarez, especialista en innovación agrícola de la FAO, explicó que "esto viene de una planta que ha sido elegida previamente por las características que esa planta tenía, en cuanto a que sea frondosa, que venga de una plantación con una buena producción".

En el caso del loroco, los productores conocieron la siembra de una variedad de la planta más adaptada para cosechar en invierno y la otra en verano. Al combinar ambas y aplicar la fertilización adecuada, esto resulta en unas 400 libras por manzana, mientras que las siembras tradicionales dan entre 60 y 80 libras.

Las prácticas generaron interés en los agricultores que asistieron al encuentro, uno de ellos, Medardo Campos, señaló que "es una visión buena, porque nosotros al tener una buena producción, y al tener como levantarnos, entonces podemos seguir. Es comenzar lo que cuesta, porque después, en lo que está sacando un cultivo, siembra otro. Así trabajamos nosotros cuando hay posibilidades, porque si usted no hace un buen cultivo, entonces solo queda para comer y no para levantar otro", expresó.

Campos solía plantar hortalizas; ahora cultiva loroco "para ir pasando". Admite que su tierra podría dar más, pero tendría que realizar una inversión a través de un préstamo bancario y no quiere hacerlo. Recuerda que cayó en mora cuando fue el huracán Mitch, luego otra vez con la tormenta tropical Stan y con la tormenta 12E. Saldó sus deudas pero tuvo que vender una casa para hacerlo.

La apuesta de innovación agrícola no se limita al plátano y al loroco. Cafetaleros salvadoreños de los municipios de Ciudad Barrios, San Simón y Candelaria de la Frontera n optado por implementar prácticas encaminadas a una agricultura orgánica después de conocer la experiencia de productores en Guatemala.

La elaboración propia de fertilizantes permite un importante ahorro en el costo de producción, además el proceso es más amigable para el medio ambiente que el uso de agroquímicos y permite darle otro valor agregado al café en el mercado.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines