Lo más visto

Buscan preservar industria del libro

Realizan feria del libro para atraer al mercado de niños y jóvenes.
Enlace copiado
Enlace copiado
La continuidad de los libros impresos pasa porque los niños y adolescentes se aficionen a ellos, y la Feria del Libro de Lisboa ha convertido muchas de sus casetas en puertas de entrada al “país de las maravillas” de la lectura.

Una de las principales coincidencias entre los 480 sellos editoriales presentes en la feria editorial más emblemática del mundo de habla portuguesa ha sido la apuesta por la literatura para los más jóvenes, en quienes residen las esperanzas de la industria del libro para preservar su mercado.

“Dinamizar” la oferta para este sector de público es uno de los objetivos de la Feria lisboeta, que ha tomado nota de que el 20 % de los adultos que la visitan está acompañado por menores, explicó a Efe Pedro Pereira da Silva, vicepresidente de la Asociación Portuguesa de Productores y Libreros (APEL).

Esta entidad, organizadora de la muestra, y las editoriales participantes ofrecen a los más pequeños la oportunidad de descubrir las aventuras que encierran los libros y cómo pueden hacer volar la imaginación más que los videojuegos.

Y lo hacen no solo con los amplios catálogos de literatura infantil que siguen editándose cada año, pese a los efectos de la crisis económica que vive Portugal por tercer año consecutivo, sino con todo tipo de recursos para arropar a los personajes y la experiencia que transmite la lectura.

Lee también

Comentarios