CAMARASAL pide anular la elección de director en la SIGET

ASDER, por su parte, aseguró que la elección de Marcos Gregorio Trejo se desarrolló de una forma “poco transparente”.
Enlace copiado
Polémica por elección. ANEP, ASDER y CCIES han cuestionado las elecciones que se realizaron en el MINEC.

Polémica por elección. ANEP, ASDER y CCIES han cuestionado las elecciones que se realizaron en el MINEC.

Enlace copiado

Además de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), dos gremiales más se manifestaron ayer por la elección de Marcos Gregorio Sánchez Trejo como director del sector privado en la junta de directores de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET).

La Asociación Salvadoreña de Radiodifusores (ASDER) señaló, en un comunicado, que la elección “se ha realizado con poca transparencia y con acciones que dejan margen de duda y que no permiten estar conformes con una elección visiblemente maliciosa, como por ejemplo, el hecho de que se crearan –y el Ministerio de Economía (MINEC)– autorizara de forma exprés 60 nuevas organizaciones”.

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIES) también se pronunció y pidió que se anularan los resultados. “Lamentamos que a través de estos procesos fraudulentos el actual Gobierno esté repitiendo conductas que creíamos habían terminado en la administración anterior”, dijo la gremial en un comunicado. Agregó que podrían acudir a instancias jurídicas para detener el proceso. La junta de directores de la SIGET está compuesta por la superintendenta, que representa al Gobierno, un vocero de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y un director del sector privado; los tres toman las decisiones. Por su parte, la superintendenta, Blanca Coto, se desmarcó de la controversia e insistió en que no había sido notificada aún de manera oficial del resultado de las elecciones, pero que tampoco es algo que le compete.

“Lamentamos que a través de estos procesos fraudulentos el actual Gobierno esté repitiendo conductas que creíamos habían terminado en la administración anterior”. 
 Comunicado de CCIES

Según Javier Argueta, director legal de ANEP, la elección de Sánchez Trejo se hizo en complicidad con la Secretaría Jurídica de la Presidencia; además, se conformaron 60 asociaciones cooperativas para que votaran –entre mediados de septiembre 2017–, presentaron escritura y el 10 de octubre el Diario Oficial ya había certificado a estos grupos; que están en las tierras que rodean a las centrales de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL).

La intención de la elección de Sánchez Trejo es, según la ANEP, porque a la Empresa Transmisora de El Salvador (ETESAL) no se le aprobó la ejecución de un plan de expansión de $800 millones, y buscaría apelar la decisión.

Se trata de la construcción de un anillo de línea de transmisión de 230 kilovoltios (kV) con sus respectivas subestaciones y obras complementarias, las cuales se realizarían en tres fases. La solicitud que hizo ETESAL era para iniciar en 2016 y finalizar en 2018. De acuerdo con ANEP, en caso de aprobarse las tres fases de dicho proyecto, conocido como la “Línea sur”, se tendría que invertir unos $85 millones en un plazo de 30 a 40 años. Cuando, cada vez que en la SIGET se han aprobado inversiones para la transmisión, se requiere de más ingresos para poder pagar el costo, lo que siempre ha causado un incremento en el precio de la energía eléctrica para los usuarios.

Según ANEP, en 2016, se aprobaron $187.6 millones de inversión, lo que implicó un costo en ese año de $19.9 millones, que significó que ETESAL tenía que tener ingresos por $43.9 millones. De haberse autorizado los $800 millones para el plan de expansión, el costo para 2016 habría sido de $104.8 millones y los requerimientos de ingreso de $128.7 millones. Esto habría significado que el cargo a la tarifa, para pagar la inversión, en vez de $6.76, habría sido $19.85, es decir, alrededor del triple.

Ayer, Luis Reyes, secretario ejecutivo del CNE dijo que es necesario un plan de mejora del sistema de expansión de red de transmisión, y que, aunque el proyecto presentado por ETESAL sí serviría para modernizar la red, el proyecto y su tamaño se tiene que discutir dentro de la SIGET. Además, calificó de especulación el señalamiento de ANEP. De acuerdo con Reyes, se debe invertir alrededor de $5 millones para poder mejorar las redes y aprovechar más el mercado de energía centroamericano.

 

El proyecto “Línea Sur”

De acuerdo con ANEP, el Gobierno ha incidido en las elecciones porque quiere un proyecto que costaría $800 millones para ETESAL, de CEL.
 Plan de expansión
ETESAL presentó a  SIGET el Plan de Expansión 2015-2024 con su respectivo Programa Quinquenal de Inversiones 2016-2020. El plan consiste  en la construcción a escala nacional de un anillo de línea de transmisión de 230 kV y tiene un valor total de $800 millones.

 Consultoría
El director del sector privado actual propuso que se realizara una consultoría para analizar los costos y las necesidades del plan. Este estudio costaría unos $200,000.

 Incremento de tarifa
De acuerdo con la ANEP, al aprobar fondos para inversión, se aumenta el monto que necesita ETESAL, lo que se traduciría en un precio más alto de la energía eléctrica.

Lee también

Comentarios

Newsletter