CEPA redujo cobro a tienda libre por ventas no autorizadas

En 2010, la autónoma inició la gestión de cobro de $457,000 a Ovni Inversiones por no haber reportado la totalidad de ingresos producto de su operación. Meses después llegó a un acuerdo con la firma.
Enlace copiado
CEPA redujo cobro a  tienda libre por ventas no autorizadas

CEPA redujo cobro a tienda libre por ventas no autorizadas

CEPA redujo cobro a  tienda libre por ventas no autorizadas

CEPA redujo cobro a tienda libre por ventas no autorizadas

Enlace copiado
La Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) acordó en 2012 reducir en $167,318.06 el cobro que gestionaba ante una tienda libre por ingresos obtenidos gracias a ventas que se hicieron en vuelos, y que no fueron reportados a la autónoma en 2008, 2009 y parte de 2010, según un informe de autoría interna de la comisión. El acuerdo quedó formalizado en enero de 2012 en un laudo arbitral al que concurrieron las partes por la controversia que inició en 2010.

En mayo de ese año, el auditor interno de CEPA informó a personal administrativo del Aeropuerto Internacional de El Salvador Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez (AIES-MOARG) que al verificar los ingresos brutos reportados a la comisión por la empresa Ovni Inversiones por dos locales se determinó la falta de reporte de ingresos a la comisión durante 2008, 2009 y de enero a marzo de 2010. La empresa opera la tienda libre Cuscatlán en las instalaciones del aeropuerto.

Ante el hallazgo, se pidió a la empresa facturar el 11 % de ingresos brutos no reportados a la comisión durante las referidas fechas por valor de $419,533.79, asimismo se pidió informar a la empresa que a partir de abril 2010 tendría que reportar a la CEPA los ingresos percibidos en concepto de Inglight aire internacional, según los documentos del caso facilitados por la Oficina de Información y Respuesta de la CEPA.

Según la auditoría, la empresa había percibido ingresos por $3.8 millones durante el período en mención. Más adelante se adicionó al cobro los ingresos correspondientes a abril, mayo y junio, por lo que la cifra creció $457,318.06.

La gerencia del aeropuerto inició la gestión para hacer efectivo el cobro en agosto de 2010. En una carta enviada a la apoderada general de Ovni Inversiones, la gerente del AIES, Yicsi Rodríguez, informa a la empresa sobre las inconsistencias encontradas, y que “en vista de la irregularidad encontrada deberá pagar a la comisión $457,318.06 más IVA”.

La empresa apeló por el cobro ante la junta directiva de CEPA. Su representante alegó que CEPA estaba interpretando de forma “errónea” los contratos de arrendamiento suscritos en 2008, 2009 y de explotación de negocios firmado en 2010. La empresa sostuvo que “las ventas ‘inflight’ (en los vuelos comerciales) hechas durante 2010 no fueron efectuadas en las salas de ventas arrendadas a la CEPA, ni en el territorio nacional, debido a que se efectúan en el espacio aéreo internacional”, por lo que los ingresos que reclamaba CEPA no eran producto de la explotación de negocio al que se hacía referencia en el escrito de la autónoma.

“Los ingresos observados como inconsistencias del informe de ingresos brutos no pueden ser considerados como parte de la base para determinar el precio mensual del contrato mencionado, dado que son generados por actividades distintas a las ventas de productos realizada en los locales entregados para la explotación de negocios”, fue otro de los argumentos de la compañía.

Tras escuchar las posiciones de las partes, la junta directa de la época decidió declarar inadmisible el recurso interpuesto por Ovni Inversiones y comunicarle la decisión.

Empero, en noviembre de 2010, la junta directiva optó por iniciar un trato directivo con la empresa, pero con la salvedad de que se incluyera el reclamo que CEPA hacía sobre los contratos de 2008, 2009 y 2010.

Las conversaciones iniciaron pero no rindieron frutos, y la junta decidió reiterar el pedido de cobro a la empresa. Finalmente, en septiembre de 2011, Ovni Inversiones presentó una demanda de arbitraje para dirimir la controversia. El panel arbitral se instaló, pero a petición de los representantes de las partes se suspendieron en al menos cuatro ocasiones las audiencias conciliatorias y fue hasta el 5 de enero de 2012 cuando los abogados de las partes comunican a los árbitros que habían llegado a un acuerdo “total sobre todas las pretensiones. Entre los acuerdos estaba que la empresa reconocía que pagaría $290,000 más IVA a CEPA producto del arreglo conciliatorio alcanzado. CEPA, por su parte, se comprometía a “colaborar con Ovni a efecto de regularizar y rehabilitar efectivamente el negocio y operaciones de ventas en vuelo (inflight) por parte de Ovni.

La empresa pagó el 19 de enero de 2012 la suma de $237,700 a CEPA ($290,000 más IVA) por el arreglo. Ante la interrogante de cómo a partir de este caso se han abordado las ventas en los vuelos, la administración actual de CEPA dijo por medio de un correo electrónico: “La legislación salvadoreña no permite la modalidad de venta de tienda libre a bordo de las aeronaves, cuando Ovni efectuó esta práctica lo hizo sin ningún respaldo legal y sin contar con el aval de CEPA o de la Dirección General de Aduanas, que es la autoridad competente. Debe enfatizarse que esta práctica no ha sido permitida en ningún momento y en la actualidad no está ocurriendo”.

Lee también

Comentarios

Newsletter