CIFACIL: nueva ley de simplificación agilizará trámites

La intergremial aseguró ayer que la normativa aprobada hace unas semanas permitirá reducir los tiempos de espera en un 50 %, por lo que pidió al presidente Sánchez Cerén su sanción.

Enlace copiado
CIFACIL: nueva ley de simplificación agilizará trámites

CIFACIL: nueva ley de simplificación agilizará trámites

Enlace copiado

Los plazos en que se realizan los trámites relacionados con los negocios en El Salvador podrían reducirse a la mitad si se aplica la nueva Ley de Simplificación Administrativa, afirmaron ayer las gremiales empresariales representadas por la Comisión Intergremial para la Facilitación del Comercio (CIFACIL) y la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

“Podemos estimar que podemos agilizar incluso hasta en un 50 %. La queja de todos los días es que este ‘trámite no procede’, arbitrariedades de todo tipo”, expresó Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores (COEXPORT).

Los representantes del sector privado pidieron al presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, que sancione la ley, pues consideran que esta va en línea con la facilitación de trámites por la que se ha pronunciado su Gobierno.

Con esta ley se busca suprimir los trámites innecesarios, reducir los requisitos dejando solo los pasos indispensables, eliminar los requerimientos que no están respaldados por leyes o reglamentos y promover el uso de medios electrónicos.

La norma obliga a las instituciones del Ejecutivo, Legislativo, ISSS, CEL, Consejo Superior de Salud, Fiscalía General de la República (FGR) y Corte de Cuentas. Patricia Figueroa, directora ejecutiva de la Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas (CAMTEX), aseguró que esa legislación es “muy importante para atraer inversionistas”. Recordó que en la pasada cumbre entre Estados Unidos y el Triángulo Norte de Centroamérica uno de los acuerdos para impulsar la creación de empleos fue mejorar el clima de negocios y agilizar la tramitología; por lo que considera que la ley da una respuesta importante a esos compromisos adquiridos.

“Sería desalentador si viniera un veto a esta legislación, que con toda claridad no hará más que contribuir a la generación de nuevos empleos que entendemos está en el marco de lo que esta administración desea hacer en el país”, agregó Figueroa.

Mario Magaña, de la Cámara de Comercio, destacó que según el más reciente informe sobre competitividad del Foro Económico Mundial uno de los factores problemáticos para hacer negocios en El Salvador es la burocracia gubernamental ineficiente. “Los costos adicionales y las vueltas que hay que dar lo que hacen es hacernos menos competitivos. Los costos de producir en el país son más altos en comparación con otros países y, por esa razón, la inversión se está yendo a otros lados”, dijo.

En la ley de simplificación se propone la creación del Instituto de Facilitación de Trámites (INDEFACIL). Carmen Aída de Meardi, presidenta ejecutiva de CIFACIL, dijo que están claros que llevará un tiempo instalar esta nueva institucionalidad, por lo que se propuso un transitorio para que mientras el INDEFACIL se prepara sea el Organismo de Mejora Regulatoria (OMR) la que asuma su rol, puesto que la ley contempla sanciones para los funcionarios que no cumplan con los requisitos.

Una de las disposiciones es que cada institución debe incluir en su plan anual operativo un apartado de simplificación de trámites de para aplicarlo en un período que va de seis meses a un año.

Javier Argueta, director legal de la ANEP, explicó que la ley establece que si en 60 días la administración pública no responde al peticionario de un trámite, la administración va a tener cinco días para responder si autoriza o no. De lo contrario el trámite se entenderá como autorizado. El presidente tiene hasta el viernes para dar a conocer su decisión.

Lee también

Comentarios

Newsletter