Cada cotizante movería parte de su ahorro al Estado con reforma

El anteproyecto de reforma mantiene los candados a las posibles inversiones con el fondo de pensiones, con dos mejorías. ANEP sugirió que Argentina no tuvo éxito con un régimen mixto.
Enlace copiado
Cada cotizante movería parte de su ahorro al Estado con reforma

Cada cotizante movería parte de su ahorro al Estado con reforma

Cada cotizante movería parte de su ahorro al Estado con reforma

Cada cotizante movería parte de su ahorro al Estado con reforma

Enlace copiado
La creación de un sistema mixto de pensiones, así como lo plantea el Gobierno, implica mover un porcentaje de los ahorros de los trabajadores a un instituto nacional y un ahorro simultáneo en dos regímenes de manera obligatoria.

Una de las versiones del anteproyecto de reforma que circuló esta semana muestra que los planes del Gobierno implican que las AFP entregarán parte de los ahorros a un Instituto Nacional de Pensiones (INP) y que cada futuro trabajador tendrá que cotizar en los dos regímenes: el de reparto, que coordinará el INP; y el de capitalización, el de las AFP.

En el capítulo cinco del proyecto de ley, el documento consigna que “toda persona que por ministerio de ley se incorpore en el régimen de reparto y que se encuentre afiliado a una Administradora de Fondos de Pensiones deberá aportar un monto del saldo de su Cuenta Individual de ahorro para Pensiones a ese régimen, excluidas las cotizaciones voluntarias, de conformidad a la norma técnica que se emita para tal efecto”. Dicho en términos sencillos: las personas que deban unirse al INP por mandato legal tendrán que ceder parte de sus ahorros a ese instituto; pero antes de eso, el Gobierno publicará un reglamento especial para estos movimientos.

Entonces, ¿quiénes son los que tendrán que inscribirse como ahorrantes en el INP, siempre según la reforma? Todos los trabajadores actuales y los que están por iniciar su vida laboral. El anteproyecto así lo plantea en el artículo 14: “Ninguna persona podrá cotizar únicamente al régimen de capitalización”, el de las cuentas individuales. En la edición del martes de LA PRENSA GRÁFICA está una imagen de la parte del documento en el que describen esta obligación.

El cálculo para saber cuánto pasará al INP es el mismo: cualquier ingreso que reporta el trabajador hasta dos salarios mínimos del sector comercio pasará por completo al fondo común del Estado; y cualquier ahorro que sea mayor a dos salarios mínimos del sector comercio queda en las cuentas individuales de ahorro.

De acuerdo a lo que han explicado Cáceres y Roberto Lorenzana, titular de la Secretaría Técnica y de Planificación, el objetivo de hacer el traslado de las cuentas individuales es proveer a la INP de fondos para su creación, como puede ver en la imagen que está junto a esta nota.

Inversión con el fondo de pensiones

El artículo 91 de la versión del anteproyecto que circuló esta semana muestra que el Gobierno mantendrá las inversiones obligatorias en papeles del Estado.

Las AFP deberán invertir al menos el 65 % del fondo de pensiones en papeles del Estado, pero no podrán acumular más del 75 % en ese destino. Por ahora, el 80 % de los ahorros de los trabajadores están en deuda del Estado salvadoreño.

Sin embargo, el anteproyecto ya permite acudir a los Fondos de Inversión para hacer crecer los ahorros y obliga a buscar tasas competitivas de mercado.

Los Fondos de Inversión son una figura en la que un grupo de usuarios pueden aportar dinero o bienes y confiarlo a una gestora para que lo coloque en un destino de inversión. En el país hay tres gestoras de fondos que están en el proceso de aprobación y de instalación, pues la ley de fondos pronto se podrá materializar.

Además, la figura de los Certificados de Inversión Previsional (CIP), que han bajado su tasa de rendimiento hasta 1.26 %, pasarían por otra transformación para facilitar las inversiones. Si bien los CIP ahora absorben $6 de cada $10 del fondo, son los que más han afectado el rendimiento total.

ANEP advierte de nuevo

Un sistema de pensiones mixto, según Waldo Jiménez, director de Asuntos Económicos y Sociales de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), implica riesgos. “El mejor ejemplo de por qué no conviene pasar a un sistema mixto es Argentina. En Argentina, hace varios años, el Gobierno decidió crear un sistema mixto: se llevaron la mayor parte de los ahorros de los trabajadores para las arcas del Estado, se gastaron el dinero y no queda un centavo”, aseguró. Por lo anterior, aseguró Jiménez, hay cientos de miles de juicios que han promovido personas jubiladas reclamando su pensión en el país del sur.

Por su parte, el titular de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), Ricardo Perdomo, dijo que la propuesta final de reforma está avanzada.

“Es necesario pensar en la gente, en el beneficio de los trabajadores, en aumentar la cobertura y que la pensión sea digna para que la gente pueda tener un vejez sin pobreza”, indicó el titular del ente supervisor.

El funcionario evitó hablar sobre los detalles de la reforma y dijo que la propuesta de ley será emitida desde Casa Presidencial (CAPRES) a través de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (STPP); sin embargo, confirmó que la SSF colaboró con la formulación de la misma.

“Prácticamente ya terminó la etapa del estudio. Hay un proyecto elaborado que se está discutiendo”, indicó Perdomo.

Tags:

  • pensiones
  • reforma
  • anteproyecto
  • cuentas
  • afp
  • ahorro

Lee también

Comentarios

Newsletter