Lo más visto

Más de Economía

Inversión extranjera directa cae 7.05 % en junio

En el primer semestre el país recibió $346.7 millones de inversión neta, la cual es todavía una cifra menor comparada con el resto de países de la región.

Enlace copiado
Inversión extranjera directa cae 7.05 % en junio

Inversión extranjera directa cae 7.05 % en junio

Enlace copiado

El flujo de inversión extranjera directa (IED) neta para El Salvador acumulada en el primer semestre de este año asciende a $346.7 millones, lo cual equivale a una disminución de 7.05 % comparado al mismo período del año pasado cuando se recibieron $373 millones.

De acuerdo a datos del Banco Central de Reserva (BCR), en el primer trimestre de 2020 el país recibió un flujo de $63.4 millones y en el segundo trimestre fueron $283.3 millones.

Comparado con datos disponibles de otros países de Centroamérica, El Salvador continúa siendo el que menos IED está percibiendo.

Por ejemplo, Guatemala lleva acumulados al segundo trimestre $504.5 millones, Costa Rica $739.6 millones y Panamá, solamente en el primer trimestre, percibió $1,163 millones.

Sectores

Al analizar los sectores que mayor crecimiento tuvieron en el flujo de inversión en el segundo trimestre, destacan la información y comunicaciones, suministros de electricidad y, levemente, la construcción.

Luis Membreño, presidente de Membreño Consoulting, considera que ha sido "algo muy puntual" lo que ha dado este crecimiento, específicamente por la compra de frecuencias radioeléctricas y las mejoras en las redes de navegación.

"Es positivo que en un trimestre tan complicado hubo una inversión de esa magnitud pues El Salvador viene de una cifra muy escaza en los últimos años", considera Membreño.

Mientras la inversión proveniente de Centroamérica, México y Canadá se redujo, esta fue compensada por la proveniente de otros como Estados Unidos, Panamá y Europa.

Por otro lado, los sectores que muestran reducción en la IED son agropecuario, industria manufacturera y las actividades financieras y seguros.

En cuanto al saldo de IED (el acumulado de los flujos en un período determinado e incluye nueva y la reinversión de utilidades de las empresas ya instaladas), en este segundo trimestre el flujo de inversión al país estaría creciendo 2.7 %, lo cual es menor comparado al 3.2 % que históricamente han tenido los segundos trimestres en años anteriores.

"Cada trimestre puede tener algún componente de estacionalidad, pero este crecimiento, a pesar de la desaceleración, no es tan negativo teniendo en cuenta el contexto donde hay una contracción de la demanda agregada", apunta Julián Salinas, vicepresidente de la Fundación para el Desarrollo de Centroamérica (Fudecen).

Los expertos coinciden que estos flujos pueden ayudar a sustentar la balanza de pagos del país, pero no se está realizando en nueva infraestructura que genere nuevos fuentes de empleos, sino que es fortalecimiento de la ya existente.

"No es lo mismo una inversión de millones de dólares en un sector intensivo en mano de obra, como la construcción de una planta industrial, y tiene un efecto multiplicador más grande que una inversión en torres telefónicas o instalación de páneles solares. Además, está el efecto residual de lo que deja la inversión a largo plazo para el resto de la economía", explica Membreño.

De hecho, Francisco Lazo, presidente del Colegio de Profesionales de Ciencias Económicas (Colproce), agrega que entre las actividades que más contribuyen al PIB salvadoreño están el comercio, actividades financieras y transporte, por lo que una caída en la inversión en estos es "muy significativa" para la ya golpeada economía local.

Para el tercer trimestre puede ser positivo también para la IED porque el punto de comparación con el año pasado es bajo, por lo que habría que esperar realmente el cuarto trimestre para ver el cierre y será clave porque el año pasado fue alta.

Sin embargo, en un año como este, no es posible que la IED sea in factor que detenga la caída del PIB pronosticada por el BCR hasta en -8.5 %. En promedio, la inversión privada es equivalente al 13 % hasta 15 % del PIB.

Incluso, Salinas advierte que la IED podría ser un mecanismo de transmisión negativo, es decir, se espera que este factor "agrave el entorno recesivo".

Además, Lazo dice que las inversiones extranjeras son muy sensibles a los acontecimientos políticos y dentro de cinco meses habrán elecciones legislativas y municipales en el país.


Impacto

La proximidad de las elecciones legislativas y municipales, en febrero de 2021, podría ser un factor que frene la inversión privada en el país en los próximos meses. 

Tags:

  • cae IED
  • centroamérica
  • El Salvador el más afectado
  • BCR
  • primer trimestre

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines