Lo más visto

Cafetaleros deben avanzar en cultivos sostenibles: CEPAL

Los países productores son protagonistas en ayudar a reducir el impacto ambiental de la caficultura.
Enlace copiado
Cafetaleros deben avanzar en cultivos sostenibles: CEPAL

Cafetaleros deben avanzar en cultivos sostenibles: CEPAL

Cafetaleros deben avanzar en cultivos sostenibles: CEPAL

Cafetaleros deben avanzar en cultivos sostenibles: CEPAL

Enlace copiado
Los productores de café deben anticiparse a los cambios en las tendencias del mercado europeo, donde los consumidores exigen conocer más del impacto que este cultivo tiene en el medio ambiente, según explicó Ximena Olmos, experta de la División de Comercio Internacional e Integración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La experta participó en una conferencia organizada por el Consejo Salvadoreño del Café para “explicarle a los productores de El Salvador qué es lo que los compradores están pidiendo saber sobre el café”.

De acuerdo con Olmos, tradicionalmente en los mercados el impacto ambiental de un producto se ha visto desde la huella de carbono que su proceso deja. En esa línea, expuso que la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero que están relacionadas con el café son por el cultivo del grano, que incluye la fabricación y aplicación tanto de pesticidas como de fertilizantes, así como el tratamiento que se da a la cascarilla.

Por otra parte, los procesos intermediarios, como el tostado, causan cerca del 45 % de las emisiones, y el transporte solo es responsable de una pequeña parte.

“Esa información ahora la quieren saber los consumidores de café en el resto del mundo. El comercio internacional del café está incorporando temas de sostenibilidad ambiental a pedido de los consumidores”, agregó Olmos.

Sin embargo, las tendencias estarían evolucionando específicamente en Europa, región destino de la mitad del café que exporta Latinoamérica y donde se consume la mitad del café del mundo, por lo que los países productores deben seguir de cerca las exigencias del mercado europeo y cualquier regulación que pueda surgir en ese bloque.

Huella ambiental

En ese sentido, en Europa presentaron en 2013 una serie de recomendaciones para evaluar la huella ambiental de un producto (HAP). Según Olmos, estos criterios, aunque no implican una normativa en el sentido tradicional, estarían evolucionando rápidamente y El Salvador debe, además de anticiparse, contribuir, ya que “los países europeos crean estándares pero ellos no tienen la noción del cultivo”.

La HAP está acorde con las normas internacionales ISO y la Unión Europea tiene una guía para medirla. Esto marcaría un paso en el mercado más grande a indicadores multinivel.

Empero, la ponente manifestó que en Europa no se siembra el grano, por lo que mucha de la realidad que la caficultura implica solo se conoce en los países productores, por lo que es importante aportar al debate, “que ellos vean los beneficios ambientales del cultivo”.

Dos ejemplos son la contribución del bosque cafetalero en la captura de carbono, que es un proceso para evitar que el gas llegue a la atmósfera o para retirarlo de ella, así como el rol en la recarga hídrica, que significa ayudar a conservar los mantos acuíferos y conservar la lluvia. Estos son impactos positivos.

El cultivo del café es particularmente importante en El Salvador, puesto que según Salvanatura, el 10 % del territorio es cafetal. Además, este representa el 44 % del área boscosa del país.

Factor social

Otro factor de gran importancia es el impacto social que tiene la producción de café; de hecho, en El Salvador la caficultura es una importante fuente de empleo en la zona rural.

Olmos apuntó que el tema social no está evolucionando al mismo ritmo que el ambiental, puesto que lo ecológico estaría caminando como una respuesta a la demanda del mercado internacional, que es mucho más importante que el local, no solo en el país, ya que el 80 % del café, como promedio global, se vende fuera del país productor; además, de acuerdo con Olmos, lo social no tiene el mismo sentido de urgencia que lo ambiental.

La experta de la CEPAL dijo que más que una práctica responsable en el caso del café, es algo necesario: “Es imposible trabajar de una forma no amigable con el medio ambiente, finalmente la tierra es la que va a producir el café”.

El tema de la importancia social que tiene la caficultura podría ganar terreno, pero ese es un aporte que tendrán que hacer los productores de América Latina. Por ahora ya hay empresas que piden a los productores beneficiar a una comunidad, como la certificación llamada Comercio Justo.

Tags:

  • café
  • cepal
  • medio ambiente
  • ecológico
  • responsable
  • exportación
  • europa

Lee también

Comentarios