Caficultores de oriente alistan tierras para renovar cafetales

Varios productores de la cordillera Tecapa-Chinameca, ubicada en Usulután, han preparado los terrenos para la siembra. Esperan que el Gobierno les entregue los cafetos que les ha prometido.
Enlace copiado
Daño. La cordillera Apaneca-Ilamatepec también ha sufrido daños por la roya.

Daño. La cordillera Apaneca-Ilamatepec también ha sufrido daños por la roya.

Afectado.  El cerro El Tigre, en Santiago de María, Usulután, ha sido afectado por la roya y por la antracnosis. Los cafetos de ese lugar se han secado.

Afectado. El cerro El Tigre, en Santiago de María, Usulután, ha sido afectado por la roya y por la antracnosis. Los cafetos de ese lugar se han secado.

Caficultores de oriente  alistan tierras para renovar cafetales

Caficultores de oriente alistan tierras para renovar cafetales

Enlace copiado
Productores de café de los departamentos de la zona oriental de El Salvador han realizado en sus fincas agujeros a la espera de que el Gobierno les entregue los cafetos que les ha ofrecido, en el marco del plan de renovación.

En la finca El Alemán, ubicada en el municipio de Santiago de María, Usulután, los productores han invertido $5,000 por manzana para preparar los terrenos donde planean sembrar las variedades resistentes al hongo de la roya.

El bosque cafetalero salvadoreño tiene entre 30 y 40 años de haber sido plantado.

La vejez de las plantas, aseveran los técnicos, provoca que sean vulnerables a sufrir ataques de plagas o enfermedades, entre ellas la roya y la antracnosis.

La renovación de los cafetales es una de las propuestas realizadas para sacar al sector de la crisis desencadenada por la infestación del hongo, los bajos precios de venta del grano y la falta de créditos para trabajar las fincas.

El Gobierno se ha comprometido a distribuir seis millones de plantas de variedades resistentes a la roya entre los productores de todo el país. La inversión, según los datos oficiales, será de $2.4 millones y la entrega será efectuada en abril.

Las proyecciones estatales apuntan a que la cosecha 2014/2015 cerrará entre los 850,000 quintales y 900,000 quintales.

De cumplirse las estimaciones, sería la segunda producción más baja del siglo.

El productor Mauricio Chavarría, que cultiva café en Usulután, afirma que la baja producción y las deudas evitan que cumplan con los requisitos que les solicitan los bancos para otorgarles créditos.

Los trabajos que han realizado en las fincas, como el “hoyado”, han sido realizados con préstamos informales, dicen los productores.

Casi la mitad de los cafetos de la cordillera Tecapa-Chinameca, ubicada entre los municipios usulutecos de Berlín, Santiago de María y Alegría, ha sufrido defoliación por la roya. En esa zona, según consigna un informe del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el 42% de los arbustos no tiene hojas.

En enero, el promedio nacional de incidencia de roya del cafeto oficial fue de 37 %. Sin embargo, los productores y agricultores aseveraron que el 70 % de los cafetales estaba siendo atacado por el hongo.

El cerro El Tigre, ubicado en la zona norte de Santiago de María, refleja el daño. Los arbustos se secaron y únicamente han quedado los árboles que fueron plantados para dar sombra.

En diciembre, en la finca Santa Matilde de ese municipio, solo contrataron a dos personas para que le dieran mantenimiento a 27 manzanas de cafetales. Antes, en la época de bonanza, la planilla estaba compuesta por 14 trabajadores.

Los productores usulutecos aseguran que los daños en los cafetales son irreversibles a tal grado que en la zona ya no existen plantaciones de bourbon, pacas y pacamara.

Esas variedades son bien pagadas a escala internacional por su calidad y buen sabor.

Tags:

  • caficultores
  • roya
  • tierras
  • sembrar
  • antracnosis
  • crisis
  • produccion
  • cosecha

Lee también

Comentarios

Newsletter