Calificadoras dicen que el país aún necesita un pacto fiscal

Las agencias creen que hace falta asegurar que haya estabilidad fiscal más allá de la correlación de fuerzas en la Asamblea Legislativa.

Enlace copiado
Calificadoras dicen que el país aún necesita un pacto fiscal

Calificadoras dicen que el país aún necesita un pacto fiscal

Enlace copiado

Que El Salvador haya logrado un acuerdo político para reformar el sistema de pensiones y evitar un impago con los fondos de retiro es un paso importante, pero no el único que se debe dar. El objetivo debe ser alcanzar un acuerdo fiscal que garantice la sostenibilidad de las finanzas públicas, independientemente de quién esté en el Ejecutivo, o de la correlación de fuerzas en la Asamblea Legislativa, afirmaron firmas calificadoras de riesgo en sus informes recientes sobre el país.

Agencias como Standard & Poor's (S&P), Fitch y Moody's han venido reduciendo las calificaciones de riesgo de El Salvador en una forma mucho más pronunciada desde 2014, fundamentalmente por el entrampamiento que hay en la Asamblea Legislativa, que no permite que haya acuerdos que lleven a la sostenibilidad fiscal y que eviten que haya problemas de caja en el corto plazo.

Este martes, y luego de que se realizó un canje de la deuda asociada al pago de pensiones que mejora las condiciones de esta, y da un respiro al Estado en cuanto a los plazos y condiciones de pago de estas, S&P sacó al país del impago selectivo en el que lo había ubicado, e incluso mejoró un poco la calificación, aunque la mantiene en el nivel de deuda basura.

Mauricio Choussy, analista y expresidente del Banco Central de Reserva (BCR), explicó que el hecho de que se haya resuelto en parte el entrampamiento político para llegar a un acuerdo de pensiones, y que ese acuerdo ayude a solventar el problema de falta de liquidez para atender la deuda de corto plazo, y que mejore la perspectiva de la sostenibilidad fiscal, ha sido ponderado positivamente por las agencias. “S&P subió la calificación en una grada, de CCC a CCC+, y la de corto plazo, de CC a C”, apuntó.

Además, Moody's emitió un comunicado en el que ponderó positivamente el arreglo de pensiones alcanzado la semana pasada en la Asamblea Legislativa.

Para estas empresas, que se dedican a decirles a los mercados qué tan buena o mala paga son los emisores de deuda, hay tres preocupaciones adicionales: una es el bajo nivel de crecimiento del país; la segunda, la deuda de corto plazo, en las Letras del Tesoro (LETES), que si bien se ha reducido, aún suma $500 millones, sin considerar la deuda que tiene el Ministerio de Hacienda con todos sus proveedores. “Un tercer punto es la dinámica de la deuda, ya que la relación deuda/PIB sigue elevándose y puede llegar a un nivel en el que al país le sea muy difícil acceder a financiamiento internacional”, indicó Choussy.

“Ambas siguen pensando que para que haya una mejora sustancial en la calificación se necesita que haya un acuerdo fiscal que permita que haya acceso al financiamiento de los organismos internacionales, sobre todo ante los vencimientos de deuda que hay a partir de 2019”, agregó.

De hecho, la principal preocupación es la dinámica que se sigue a la hora de aprobar deuda. En los gobiernos del FMLN, ARENA se ha negado a dar votos para aprobar emisiones de deuda. Está a las puertas el vencimiento de los bonos 2019 y 2021. Existe además el riesgo de que si hay un cambio en el Gobierno, los partidos de oposición sean los que nieguen sus votos en la Asamblea para el mismo fin.

Lee también

Comentarios

Newsletter