Lo más visto

Calleja cree que el país debe apostarle a la educación y tecnología

Estudiantes de la Universidad Tecnológica participaron ayer en un conversatorio con el vicepresidente del Grupo Calleja.
Enlace copiado
Enlace copiado
Carlos Calleja, vicepresidente de Grupo Calleja, realizó un conversatorio con estudiantes de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC), como parte del programa “Construyendo el sueño salvadoreño”, que ya se realizó en otros dos centros de estudios superiores del Gran San Salvador. El empresario argumentó la necesidad de promover la educación en los jóvenes, así como trabajar en otros factores que restringen las oportunidades y limitan la capacidad de los salvadoreños de desarrollarse.

LEA TAMBIÉN: CALLEJA INICIA NUEVO PROYECTO DEDICADO A LOS JÓVENES

El conversatorio se denominó “Una nueva generación de liderazgo, con principios y valores”. En esa línea, Calleja señaló que El Salvador tiene mucho potencial en su gente, pero aclaró que “la mano de obra barata no puede ser una ventaja competitiva sostenible” e insistió en la educación como estrategia para mejorar el acceso a las oportunidades.

Por su parte, Mauricio Loucel, rector vitalicio de la UTEC, agregó que un reto de la educación es incluir en los currículums los cambios generacionales que se van dando.

MÁS INFORMACIÓN: FUNDACIÓN CALLEJA REAFIRMA APOYO A C. E. LLANO LARGO

Según Calleja, se debe promover una industria basada en las capacidades de los jóvenes, sobre todo en relación con la tecnología.

Otra apuesta del país tiene que ser el emprendimiento, para lo que es necesario reducir la tramitología y facilitar el acceso a los mercados de capital para que las grandes ideas encuentren el financiamiento adecuado, y citó como ejemplo Silicon Valley, en Estados Unidos.

De estas maneras, señaló, los salvadoreños podrían tener un mejor y mayor acceso a las oportunidades, lo que permitiría “construir una clase media pujante”. Para él, la falta de oportunidades es la causa del problema actual de seguridad que vive el país.

Calleja relató cómo su abuelo llegó de España y consiguió un trabajo como carnicero en el primer supermercado que había en el país. Posteriormente, su hijo –el padre de Carlos Calleja– lo convenció de realizar un préstamo para comprar la tienda, y así inició el grupo.

“En ese entonces había 12 personas trabajando en el supermercado, incluido mi abuelo. Ahora, Grupo Calleja tiene 12,000 colaboradores”, dijo.

El empresario explicó que es el espíritu de servicio y el trabajo en equipo lo que ha permitido que el grupo crezca y que compita como una de las empresas más grandes del mundo.
 

Tags:

  • UTEC
  • crecimiento
  • educación
  • diálogo
  • proyecto

Lee también

Comentarios