Lo más visto

Cambio en destino de los $400 millones elevará deuda

Economistas señalan que también peligran las metas fiscales de fin de año y eso rompería el acuerdo político.
Enlace copiado
Enlace copiado
El uso que se le dé a los $400 millones que todavía están disponibles después de la colocación de bonos en 2012 pueden aliviar o complicar más la situación fiscal del país. El dinero está en una cuenta especial del Banco Central de Reserva (BCR).

Varias instituciones han manifestado interés en acceder a una porción de los fondos, pues no hay restricción escrita ni firmada para su uso.

El Ministerio de Hacienda (MH), cuando pidió autorización para colocar los $800 millones en bonos, aclaró que lo mantendrían en caso que un grupo de inversionistas cobrara, por anticipado, otra deuda adquirida en 2001 y 2002. Si ninguno de esos acreedores pedía su dinero de vuelta, entonces los fondos que se obtuvieran por esta operación financiera se usarían para cambiar la deuda de corto plazo a una de largo plazo.

En efecto, nadie cobró por anticipado y el Gobierno movió los primeros $400 millones para honrar deuda de corto plazo. Esperaban enviar un decreto para hacer lo mismo con la otra mitad, pero entonces llegaron las múltiples solicitudes para desviar estos fondos.

Analistas advierten

Los analistas económicos advierten que si no se convierten la deuda de corto plazo en una más flexible, pagadera a varios años adelante, el saldo de deuda pública se disparará.

Luis Membreño dijo: “Si esos $400 millones se destinan a cualquier otro gasto que no sea deuda de corto plazo, entonces incrementa el saldo de deuda pública inmediatamente”. La deuda de corto plazo se coloca con Letras del Tesoro (LETES). Se pagan a más tardar en un año y generan una presión constante en las finanzas públicas. Si los bonos servían para pagar LETES, la deuda no se eliminaba, pero tampoco incrementaba.

En cambio, si el dinero de los bonos se usa para gasto corriente, como un subsidio, el saldo de la deuda pública sí sube y con esto, la cantidad de intereses mensuales a pagar.

Claudio de Rosa comentó que “en el momento que se ocupe para otros gastos, se incumple el espíritu del pacto de sostenibilidad”. El analista teme que por ser año preelectoral, diputados y ministerios deseen “quedar bien”.

Roberto Rubio, director de la Fundación para el Desarrollo Nacional advirtió que el problema principal son los gastos administrativos que el Gobierno arrastra desde 2012 y que luego se terminan honrando con deuda.

Tags:

  • bonos del gobierno de El Salvador
  • eurobonos
  • deuda de corto plazo
  • LETES

Lee también

Comentarios