Lo más visto

Más de Economía

Cambios en declaración de renta por cuotas del ISSS

Al final, con esta adaptación hay menos posibilidades de que a las personas les devuelvan la renta, como antes.
Enlace copiado
Cambios en declaración de renta por cuotas del ISSS

Cambios en declaración de renta por cuotas del ISSS

Cambios en declaración de renta por cuotas del ISSS

Cambios en declaración de renta por cuotas del ISSS

Enlace copiado
Este año la declaración del Impuesto Sobre la Renta (ISR) tiene algunos cambios que los usuarios notarán en la versión de internet y que corresponden al cálculo de las cotizaciones del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

El lunes 6 de febrero comenzó a correr el tiempo para presentar la declaración del ISR, donde el usuario limpia sus cuentas con el fisco por todos los trabajos e ingresos de 2016. El Ministerio de Hacienda (MH) ya no aceptará ninguna declaración que venga en físico o que la manden con el formulario llamado DET. Solo aceptará las que se hagan a través del servicio de renta en línea, disponible en la página web.

Carmen de Mancía, jefa de la División de Asistencia Tributaria en el MH, explicó que en estos momentos los contribuyentes notarán cambios para calcular el monto del ISSS. “No es que haya cambiado la ley ni que haya nuevos impuestos. Lo que cambió es la manera de presentar la información”, explicó De Mancía.

En el formulario de renta en línea el programa le pedirá que escriba el monto que su patrón le descontó del ISSS. Para saber cuánto le descontaron en 2016, el usuario necesita la constancia de retención anual que se la pueden dar en Recursos Humanos del lugar de trabajo, o se puede pedir directamente al empleador (patrono, pagador).

La funcionaria del MH agregó que “lo legal” es que el usuario escriba lo que le retuvieron de ISSS en la casilla que corresponde. Pero si no lo pone, tampoco hay problema: ya el sistema del MH hace el cálculo automático de cuánto aportó el usuario de ISSS con el salario. Lo ponga o no, el sistema ya sabe cuánto le tocaba aportar gracias a la información que mandó el empleador. “El interés fiscal no ha sido vulnerado porque el efecto es el mismo”, dijo De Mancía. Es decir, no hay consecuencias.

Por interés fiscal, la jefa de división se refiere a que si el contribuyente consigna las cuotas del ISSS o no, el impuesto que pagará a Hacienda es exactamente el mismo, como puede ver en la imagen.

¿Menos devoluciones?

En agosto de 2015 el ISSS anunció que los empleados que ganaban más de $685.71 tendrían que aportar más en concepto de cotización para recibir los servicios, porque el salario máximo cotizable subió a $1,000 mensuales.

Alrededor del 17 % de los derechohabientes cayó dentro del grupo de afectados, porque los demás ganan menos de $685.71.

Esto obligó a que Hacienda cambiara también sus cálculos de renta finales, porque las cotizaciones del ISSS tienen que ir en la declaración. En el lenguaje fiscal, son “rentas gravadas”.

Luego del anuncio, Hacienda también decidió cambiar sus tablas de retención, donde está descrito quién debe presentar declaración de renta y cuánto le debe contribuir al fisco. La idea era lograr la mayor exactitud posible, según Ramón Pérez, subdirector general en la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) del Ministerio de Hacienda (MH).

Esto provocó un efecto combinado. Mientras que el ISSS aumentó la cotización, Hacienda consideró que se podía reducir la cantidad que los patronos retienen a sus empleados por el ISR.

Al final, con esta adaptación, hay menos posibilidades de que a las personas les devuelvan la renta, como antes.

Pérez, de la DGII, manifestó que las personas reciben un poco más de efectivo en su salario, en cantidades que no son del todo perceptibles, pero al mismo tiempo eso hace más difícil que el contribuyente tenga derecho a devolución.

Si este año es la primera vez que presentará declaración de renta, debe visitar el MH para que le asignen un usuario y una clave. Con esto podrá ocupar el servicio de renta en línea.

Lee también

Comentarios