Cinco meses de retraso en obras del tren maya

Burocracia y temas de geológicos han provocado los retrasos, señalaron las autoridades.
Enlace copiado
Enlace copiado

El Tren Maya, una de las obras insignia del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, lleva un retraso de al menos cinco meses debido a la burocracia existente y a fallas geológicas, según reveló el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

"Esos trámites nos han complicado cinco meses de retrasos. El burocratismo de Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales), Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) y Conagua (Comisión Nacional del Agua) han retrasado el avance", explicó Jiménez Pons, uno de los funcionarios de mayor confianza en la administración de López Obrador, durante una visita de trabajo a las obras del Tren Maya.

Otro factor de retraso se dio durante los trabajos en el subsuelo, pues se han tenido que nivelar varios tramos entre tres y seis metros, pues a consecuencia del cambio climático se detectaron irregularidades en los terrenos.

"Es increíble ver que en las fallas geológicas de suelo hay una diferencia de hasta seis metros entre el terraplén y las viejas vías", subrayó Jiménez Pons.

En una nota aclaratoria, Fonatur señaló que los retrasos a los que Jiménez Pons hacía referencia era "a las inercias burocráticas de administraciones anteriores que legaron un sistema ineficaz e ineficiente" contra el que el actual gobierno ha emprendido una transformación.

Además, el organismo reconoció y celebró "la cooperación de las distintas secretarías y de todas las dependencias federales" en la realización del Tren Maya para cumplir el compromiso de finalizar su construcción en 2023.

El Tren Maya, que debería estar listo para finales de 2023, es un proyecto prioritario de López Obrador con una inversión de alrededor de 200.000 millones de pesos (unos $9.300 millones) para construir cerca de 1.554 kilómetros en los cincos estados del sureste: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

A finales de octubre, Jiménez Pons informó al Senado que el costo de la obra había crecido en unos $2.800 millones hasta los $9.300 millones, debido al aumento de tramos de doble vía, su electrificación y a un mayor número de estaciones.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines