Lo más visto

Más de Economía

Comercio mundial amenazado por desastres

Este año será la primera reunión de los personeros de la OMC con el equipo que representa al presidente de EUA, Donald Trump.
Enlace copiado
Enlace copiado

Este año puede traer buenas noticias para los países conectados al comercio mundial, aunque los riesgos de corto plazo no dan lugar a mucho entusiasmo. Roberto Azevedo, director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), explicó este jueves que el total de comercio que los países moverán a través de sus fronteras crecerá 3.6 %, medido en el total de productos. Es decir, no es un aumento en los ingresos que puedan dar estas ventas, sino en el volumen. Para 2018 la OMC calcula que puede ser una variación también hacia el alza de 3.2 %.

La OMC tiene representantes de más de 160 países miembros, incluidos El Salvador y sus socios. Su misión más importante es trabajar para que el comercio, cada vez más abierto y diverso, funcione bajo reglas específicas y acuerdos amplios.

>

Las previsiones de la actividad comercial en el mundo las recoge el más reciente informe estadístico de la organización.

Cuando la lupa se pone bajo las regiones, el crecimiento es más lento. Centroamérica y Suramérica, por ejemplo, incrementarán sus ventas al mundo (exportaciones) en un estimado de 0.5 %, con un ligero atraso frente al 2 % que mostraron ambas regiones en 2016. Mientras que para 2018 se espera que crezcan 1.3 %.

Estas regiones podrían subir sus compras desde afuera (importaciones) en 1.1 % en 2017 y 2.4 % el próximo año, desde que en 2016 habían terminado con -8.7 %. No están los detalles por país.

Amenazas a la vista

Azevedo comentó que este cálculo de crecimiento representa una mejora “muy sustancial” en comparación con el comportamiento “mediocre” de 2016, que fue de 1.3 %, siempre que se cumplan las previsiones.

Sin embargo, el alto representante de la organización advirtió que hay riesgos que pueden “debilitar fácilmente” las probabilidades de crecer 3.6 % en el mercado mundial. Uno de ellos es “el coste económico que las catástrofes naturales puedan tener”, mencionó Azevedo. Los otros dos son que “la retórica proteccionista se plasme en medidas restrictivas” y que se “agraven las tensiones geopolíticas”, agregó el director general de la OMC.

Azevedo no lo dijo con puntualidad, pero estos riesgos se pueden identificar. Los huracanes que causaron muertes y pérdidas millonarias en las costas de Estados Unidos y en islas del Caribe, los terremotos en México, las fuertes lluvias en China y otras naciones asiáticas empobrecidas pueden ser obstáculos para que la actividad comercial se mantenga constante y sólida. Pero también está el discurso del presidente estadounidense, Donald Trump, que critica con dureza la relación comercial con otros países (proteccionismo), al punto de que ha comenzado a revisar los tratados que tiene con sus socios más cercanos. Finalmente, hay tensiones entre países de Oriente Medio y entre Estados Unidos con Corea del Norte que despiertan dudas sobre el impacto que puedan tener.

Reunión bajo la era Trump

En diciembre próximo, la OMC celebrará su Conferencia Ministerial Número 11 en Buenos Aires, Argentina. Es la primera que se celebra en un país latinoamericano.

También será otro escenario para ver cómo las palabras de Trump que fustigan la apertura del comercio se convierten en acciones.

Lee también

Comentarios