Lo más visto

¿Cómo aprovechar el viernes negro?

No todo lo que brilla es oro. Siga estos consejos para aprovechar el fin de semana de ofertas sin llenarse de cosas innecesarias ni de deudas.
Enlace copiado
¿Cómo aprovechar el viernes negro?

¿Cómo aprovechar el viernes negro?

¿Cómo aprovechar el viernes negro?

¿Cómo aprovechar el viernes negro?

Enlace copiado
El "black friday" ha contagiado a El Salvador. Desde los comercios más grandes hasta los más pequeños ofrecen hoy, y muchos, el fin de semana, grandes descuentos y ofertas de locura. ¿Cómo aprovechar lo que realmente vale la pena y pasar del consumismo a las compras inteligentes?

1. ¿Lo necesito? Pregúntese qué cosas va a comprar de todas formas. La lista puede incluir esa licuadora que se le arruinó en marzo y que aún no ha logrado reponer, ese par de zapatos que sabe que necesitará para su graduación o, ¿por qué no? Los regalos navideños. Esta es una buena época para buscar en oferta esas cosas que de todos modos va a comprar y que, a medida que avanza la temporada navideña, suelen ponerse más caras.

2. ¿Lo puedo comprar? Esta es la parte que no nos gusta, pero la movida más inteligente antes de hacer una compra es preguntarnos si realmente podemos hacerla. ¿Tenemos el dinero? ¿Este dinero no lo necesitaremos luego para algo más importante? ¿Esta compra desbalancea mi presupuesto? Hacernos estas preguntas y contestarlas de manera sincera nos evitará dolores de cabeza futuros, angustias y problemas financieros.

3. Si va a usar su tarjeta, hágalo inteligentemente. Lo ideal sería no endeudarse en medio de la emoción de las ofertas, pero hay formas de sacar provecho a la tarjeta de crédito. Un ejemplo de ello sería la compra de un electrodoméstico o mueble, con la modalidad de pago en cuotas a tasa cero. Si el artículo está a un buen precio y le ofrecen esta modalidad, tenga claro que deberá incluir en su presupuesto de los próximos meses la cuota de esta compra, de modo que no sea una deuda acumulada que luego sí le generará intereses. Otro ejemplo es saber que, por ejemplo, usted tendrá un dinero disponible el próximo mes, por algún bono, y que con ello podrá dejar a cero su tarjeta. El uso inteligente de estos instrumentos tiene ventajas, pero hay que tener cuidado y siempre tener claro que el saldo disponible en la tarjeta no es un ingreso adicional, es una deuda en potencia.

4. Compare, compare, compare. Lo que podría parecer una ganga en un lugar puede estar mucho más barato en un segundo establecimiento. Con tiempo y paciencia se consiguen las mismas cosas a precios mejores, sobre todo ahora que la tecnología nos permite consultar el costo en línea de los mismos artículos (en este caso, hay que tomar en cuenta los costos de envío y los impuestos a pagar por introducirlos al país).

5. Tómese su tiempo. Las compras precipitadas e impulsivas generalmente terminan en lo que se ha llamado "arrepentimiento del comprador". Piense bien, de nuevo, si es algo que necesita y que puede pagar. Tómese tiempo para buscar en otros comercios y ver otras opciones. La paciencia es buena amiga del ahorro.

 6. No se deje llevar por las modas. Piense en la relación valor/precio de lo que compra. El que actualmente las chanclas de hule y las bolsas tipo mercado estén de moda puede hacer que se vendan a precios mucho mayores de lo que realmente cuestan. Recuerde, las modas pasan, las deudas quedan.

7. Pregunte bien las condiciones de la compra/venta. ¿El artículo tiene garantía? ¿Lo puedo cambiar si me sale defectuoso? ¿Durante cuánto tiempo y en qué condiciones me cubre esta garantía? Tómese todo el tiempo necesario para aclarar sus dudas con el vendedor, y no firme nada que no haya leído y comprendido bien, sobre todo si se trata de documentos en los que está adquiriendo deudas, letras de pago, etc.

Tags:

  • viernes negro

Lee también

Comentarios