Con populismo se puede ganar elecciones, pero no inversión”

La seguridad jurídica es un factor determinante para motivar a los inversionistas a inyectar su capital en proyectos de largo plazo. Además, es necesario que haya un compromiso que trascienda gobiernos de respetar las reglas del juego pactadas.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p></p><p></p><p>El especialista en economía Luis Pazos hace un análisis de cómo se ve El Salvador desde afuera. Es enfático en decir que lo que se necesita es un modelo económico y político permanente, que no se vaya a los extremos y esto se puede lograr a través de un compromiso entre los aspirantes a gobernar al país. Afirma que estas decisiones se deben de tomar ya para aprovechar la globalización y la crisis en Europa, ya que las empresas están viendo en América Latina un mercado donde establecerse.</p><p></p><p></p><h2> ¿Cuál es su evaluación sobre el panorama económico y los efectos que este pueda traer?</h2><p>Esta recesión que surge en Estados Unidos ha puesto a prueba las economías del mundo y a aquellas economías que han basado su crecimiento en deuda, que tienen gobiernos que se llaman de bienestar donde tiene fuertes gastos en pensiones, en seguros de desempleo, en prestaciones a los trabajadores, son las que la están pasando más mal. Esta recesión mostró la debilidad de economías que estaban basadas más que en la inversión privada, en el gasto público.</p><p>La economía griega tiene altos déficits presupuestales, la española también, en tanto que la economía alemana, gracias a las reformas que se hicieron en 2003, que redujeron prestaciones del estado de bienestar, que flexibilizaron su ley laboral; que limitaron los pagos por pensiones y los pagos por despido, les está yendo bien, es la economía que tiene menos desempleo. Esto debe de ser una enseñanza para las economías de América Latina que parecen no ver las fallas de Europa. Un problema que he notado en El Salvador es su bajo crecimiento, a pesar de tener una inflación de las más bajas de América Latina, pero ¿por qué es? Porque no hay confianza en sus instituciones, visto desde fuera, hay la duda en que si van a seguir respetando la propiedad privada, las libertades económicas o hay la posibilidad de que alguno de los principales partidos de El Salvador tome la línea de Venezuela, de (Hugo) Chávez y eso para mí es lo que ha frenado la inversión en El Salvador.</p><p></p><h2> ¿Tiene El Salvador las condiciones para crecer?</h2><p>El Salvador tiene fama de ser la zona centroamericana donde existe un mayor espíritu de trabajo; sin embargo, algo está fallando. En El Salvador, aunque reinvirtieran los empresarios salvadoreños el 100% de sus ganancias, no alcanzan a crear los empleos que necesita El Salvador. Entonces, la tragedia de El Salvador es que sus mejores gentes se están yendo a Estados Unidos, y el que está creciendo y el que está creando riqueza con los salvadoreños es Estados Unidos.</p><p>Algo está pasando para que los inversionistas de Estados Unidos prefieran irse a China que venir a El Salvador, siendo que los ingresos salariales están casi parejos entre China y El Salvador. Entonces, esto quiere decir que hay desconfianza en las instituciones, en la permanencia de las instituciones. Es triste decir que en China hay confianza porque hay una semidictadura pero que está garantizándoles a los inversionistas que no va a cambiar las reglas del juego y la percepción de muchos inversionistas extranjeros es que en El Salvador hay la posibilidad, a lo mejor no, de que se cambien las reglas del juego, tipo Venezuela, y tan solo esa expectativa está deteniendo la inversión y está impidiendo que aquí se generen más empleos y que crezca más.</p><p>Creo que el problema de El Salvador es también, a mi juicio, viéndolo desde afuera, un enfrentamiento estéril que está mucho en el terreno de las descalificaciones de la empresa privada al Gobierno y del Gobierno a la empresa privada y todo eso le da miedo al inversionista extranjero y habiendo tanta competencia prefieren irse a Brasil, o quedarse en México o irse a China, o a la India.</p><p></p><p></p><h2> El Gobierno ha planteado una serie de leyes para fomentar la inversión. Entre estas está una para dar certeza jurídica. ¿Es esto suficiente para atraer a los inversionistas extranjeros?</h2><p>Creo que ayuda. El problema es que hay la desconfianza de que si lo que firma este Gobierno lo va a reconocer el Gobierno siguiente. Entonces, creo que lo mejor es hacer una firma o un convenio de que ya no van a cambiar la Constitución.</p><p>El Salvador tiene creo que 14 constituciones, Estados Unidos tiene una, México ha tenido seis, y todo eso es lo que le da miedo al inversionista, el inversionista quiere reglas del juego definidas y permanentes pero cuando le cambian la jugada, el inversionista va a meter su dinero que va a redituar en 5-10-15 años. Por ejemplo, usted no va a sembrar en el campo árboles que van a dar frutos a los 20 años, cuando tenga el riesgo que a los 15 le invadan o le quiten las tierras, porque hay alguien a quien se le ocurrió regresar a una reforma agraria. Entonces, hay el miedo de que lleguen extremistas al poder en El Salvador.</p><p></p><h2> ¿Necesitaría el país un modelo más moderado?</h2><p>Lo que necesita es un modelo permanente. La gente no se asusta si llega una gente de izquierda al poder, como ha llegado a Brasil, pero es una izquierda racional, han invertido en Petrobrás porque ya saben que la izquierda está en el poder y no habla de volver a expropiar Petrobrás y esa no es la percepción que se tiene en El Salvador, y eso es lo que los está perjudicando. Un partido que a lo mejor va a seguir por la misma línea, o a lo mejor no. Si ese partido, o todos los que entren a la contienda electoral, se comprometen públicamente a mantener y a garantizar los derechos del inversionista y hacen un pacto de garantía de los derechos constitucionales, este país se va para arriba. Se debe de hacer un pacto en donde se comprometan con los votantes que no van a expropiar, que no van a iniciar reformas agrarias, que van a respetar la propiedad. Que todos los candidatos se comprometieran a eso, para mí sería algo que va a ayudar mucho a este país si quieren inversión y empleo.</p><p></p><h2> ¿Cómo afecta que el país cambie sus indicadores económicos a pesar de haber adquirido compromisos con el FMI?</h2><p>Actualmente los inversionistas ya no vienen por una corazonada sino por una serie de indicadores internacionales, por ejemplo, la carga fiscal, el sistema laboral, la seguridad jurídica, la seguridad personal. Es decir, todo eso hace como una evaluación y eso es lo que está perjudicando a El Salvador, como que hay irresponsabilidad fiscal en el Gobierno. Cuando un Gobierno ya no está cumpliendo cabalmente sus obligaciones, quiere decir que hay una irresponsabilidad fiscal, entonces, ¿qué es lo que tenemos que ver? Que el Gobierno mande señales de que va a respetar y que va a tener responsabilidad fiscal. Que no va a emprender programas con base en deudas.</p><p>Los inversionistas se dan cuenta: el crecimiento de la deuda de El Salvador, la falta de recaudación, entonces va a llegar el momento en que va a condicionar el FMI a aumentos de impuestos o a reducciones de programas y esto puede traer protestas, inseguridad e incertidumbre, entonces, la mejor carta de presentación para que vengan los inversionistas es finanzas sanas del Gobierno y estabilidad legislativa.</p><p></p><p></p><h2> En la CEPAL miran las estadísticas salvadoreñas con positivismo, contrario a como lo miran otros organismos...</h2><p>Creo que la CEPAL, como es un organismo regional, tiene que buscarle la parte positiva, y comparadas con otras, no está crítica la economía salvadoreña. Voy a decir algo, porque está en México igual: son economías mediocres, vea qué duro el término. Lo que más es positivo para un país es una estabilidad legislativa y eso no se tiene que prometer, se tiene que ver.</p><p>Debe de haber una posición en el congreso de ya no se van a pasar leyes populistas, porque esto está desacreditado en el mundo. Pueden convencer al elector, pero no van a convencer al inversionista. Con populismo se puede ganar elecciones, pero no se puede ganar inversión y lo que necesita El Salvador es inversión extranjera, y la sola expectativa de populismo hace que la gente se espere. Faltan 20 meses para que termine este Gobierno, y hay inversionistas que dicen ‘yo pago por ver’ es decir, que van a esperar a que llegue otro Gobierno y este “impasse” es el que está, a mi juicio, haciendo que la inversión extranjera sea menor. Está viendo el inversionista qué va a pasar en el próximo Gobierno y esto no debe de ser. Entonces no hacen inversiones a largo plazo o tratan de retribuir el capital rápido.</p><p>Por ejemplo, las inversiones que están en Estados Unidos están pensadas a 20 años, en nuestros países están pensadas a cinco-seis años porque no saben qué va a pasar después. Entonces, con tanta globalización que hay, ya no podemos darnos el lujo de tener al inversionista esperando en la puerta a ver qué hacemos, porque el inversionista se va a otro país.</p><p></p><h2> ¿Considera que programas como el Asocio por el Crecimiento serán suficientes para crecer? En este se contempla abordar la inseguridad.</h2><p>Creo que el combatir la inseguridad es importante pero no es lo único y ya nosotros no tenemos que esperar que esas asociaciones y ayudas que nos dan orientación y que son positivas nos resuelvan el problema. El inversionista no viene por esas asociaciones, viene por sus propias valoraciones, mandan a gente a ver aquí cómo está la situación. Créame, que si hubiera esa expectativa positiva aun con la inseguridad que existe, vendrían, porque van a México, van a Brasil. Ahora, si no hubiera esa inseguridad y la guerra de pandillas se acaba, o se disminuye vendría más. Sí incide, pero créame que no es la única, y a mi juicio no es la principal causa. Porque hay inseguridad en Honduras, y hay inversión. Ahí está la respuesta.</p><p>En Honduras hay la conclusión de los inversionistas que hay más continuidad y aquí en este momento no hay esa percepción y si no se cambia esa percepción de poco van a servir las recomendaciones de Estados Unidos.</p><p></p>

Tags:

  • economia
  • nacional

Lee también

Comentarios

Newsletter