Lo más visto

Critican pago de $450 mil a empresa extranjera por marca país

El diseño ha generado opiniones encontradas entre profesionales de las artes gráficas. Cuestionan por qué no se contrató a una empresa local.
Enlace copiado
Enlace copiado
El diseño de la nueva marca país de El Salvador, que tiene como lema "El Salvador, grande como su gente", costó $450,000, según consta en el sitio oficial de compras y contrataciones del Gobierno salvadoreño, COMPRASAL.

Lea también: Así creó Interbrand la marca país para El Salvador

El costo del diseño, así como el hecho de que se haya contratado a una empresa extranjera para realizarlo, ha generado opiniones encontradas entre la población. LA PRENSA GRÁFICA consultó a varios profesionales de las comunicaciones y del diseño gráfico para conocer sus opiniones al respecto.



"Es molesto que busquen contratar empresas internacionales para crear una imagen que represente la identidad, cultura y valores que nos definen, de la cual nos sintamos orgullosos y nos genere sentido de pertenencia. ¿Quién más que el mismo talento nacional para tal tarea? ¿Por qué ignorar nuevamente la propuesta de Colectivo País? Más allá de los resultados, molestan las intenciones de los que permiten estas cosas", dijo Carlos Pocasangre, diseñador gráfico para medios digitales. En cuanto a la diseño como tal, agregó que considera que "le falta alma, es como un caracol vacío, te llama la atención a la vista pero perfectamente sabes que está muerto".

El comunicador Rolando Medina-López cuestionó también el tema de la contratación de una empresa extranjera: "El Salvador grande como su gente. ¿Solo que su gente no era lo suficiente grande como para crear la marca?".

Por su parte, Lya Archer de Vaquerano, comunicadora que ha trabajo de cerca con jóvenes en zonas de riesgo, dijo que falta mucho para que el país encaje en la imagen que se quiere vender, pues no se puede dejar de lado problemas como la exclusión y la violencia. "Seguí de cerca el lanzamiento de 'el lado positivo del mundo'  y ahora veo el lanzamiento de la nueva marca país de El Salvador. El concepto está bien, si viviéramos en ese El Salvador soñado", señaló.

"¿Qué pensarán al ver esto todos los jóvenes que les acaban de matar a un hermano, a su papá, que deben luchar para sobrevivir? Y hacen estas campañas que duran nada, cuando deberían estar al aire todos los días, en todos los medios, desde redes sociales hasta perifoneo, para que el mensaje llegue a todos y tal vez ahí empezar a cambiar actitudes", afirmó.

El historiador Carlos Cañas Dinarte aseguró que la marca país debió haber sido la oportunidad perfecta para abrir un gran debate acerca de las identidades y criticó que se excluyera de ello a las comunidades migrantes. "Esa marca país parece hecha por y para MITUR y sus campañas. Hace referencia a un país sin conexión con la región centroamericana y con el mundo".

Pero para la experta en relaciones públicas y comunicaciones, Nadina Rivas, también hay aspectos positivos a resaltar. "Me gusta el concepto. Aunque no logro distinguir el logo, como que lo presentaron con demasiadas aplicaciones y me perdí. El video de la marca país me gusta mucho. Le quitaría un par de expresiones acerca de lo que ofrecemos como país, y hubiera tratado de ser más honesta con nuestra realidad. Sin embargo visualmente, siento que lograron representar la belleza de este país, que a los salvadoreños nos cuesta tanto ver", opinó.

"A mí me gusta muchísimo, recordemos que no está hecho solo para técnicos y profesionales del diseño. Me gustan los colores, las variaciones de aplicacion que tiene, lo que representa y lo que significa... que no solo son 'dibujitos'", agregó Élmer Contreras, comunicador y gerente de una empresa regional.

Sergio Rosa, desarrollador de videojuegos, fundador y director de su propio estudio, ve puntos positivos pero también algunos que resultan confusos.  "Tiene elementos distintivos, pero hay varios que no los entiendo o no los reconozco. Como por ejemplo los edificios y la fábrica. ¿Eso tiene algo de "distintivo"? Yo no lo creo. Lo mismo con lo de la carretera curva. Hay calles... qué icónico", apuntó.

El diseñador Erick Cortez dijo que el costo de la marca no le parece exagerado: "La creatividad es subjetiva, y vale mucho porque es controversial y ese es su fin, porque así gana adeptos y es consumida. Así la creatividad llega a valer millones". 

Cortez enumeró el costo de algunos logos de empresas. El de Twitter, dijo, diseñado en 2009 por Simon Oxley, costó $15, mientras que la marca país de Colombia, a cargo de las agencias Sancho BBDO y BBD, superó los $3.9 millones. "Si el problema es el costo de casi medio millón de dólares del costo de nuestra marca país, pues solo hay que ver los clientes de Interbrand. Seguro que hasta cobró barato. Si como publicistas o diseñadores nos ponemos a discrepar sobre lo bonito o feo del arte final seríamos hipócritas, ya que al final sí cuenta con técnica ese trabajo", argumentó.

La publicista Gabriela Rivera ve, sin embargo, fallas en la técnica. " Una marca país, el isotipo o logo como tal no debería de necesitar gran explicación y hasta un video tienen", precisó.

La comunicadora Armin Rivera también ve problemas en el diseño. "Desde una unión exagerada de elementos hasta un costo que resume una incapacidad para querer plasmar una idea. ¿Hay diseñadores locales que hubieran hecho un mejor trabajo? Sí, pero lo irónico es que jamás se apoyan las propuestas nacionales, por algo nunca nos eligen. Puedo decir racionalmente que la marca está 'bien', pero no me representa y no puedo aceptarla como 'nuestra'. La crítica no agrada nunca, pero es necesaria", acotó.

La marca país fue presentada esta semana como parte de un foro internacional para inversionistas. Esta es la primera vez que se define una marca país como distintivo tanto turístico como comercial, según han asegurado las autoridades.




 

Tags:

Lee también

Comentarios