Lo más visto

Cuatro maquilas dejarían el país a principios de 2017

CAMTEX confirmó que las empresas consideran mover sus operaciones lo que dejaría a 3,000 sin empleo, que se aumentara el salario mínimo sin gradualidad es solo una de las razones.
Enlace copiado
Cuatro maquilas dejarían el país a principios de 2017

Cuatro maquilas dejarían el país a principios de 2017

Cuatro maquilas dejarían el país a principios de 2017

Cuatro maquilas dejarían el país a principios de 2017

Enlace copiado
Unas cuatro maquilas han manifestado que están considerando cerrar sus operaciones en el país a inicios el próximo año. De esas cuatro, una ya está buscando cómo mudarse a Nicaragua. Según la Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas (CAMTEX), los cierres de estas plantas significarán 3,000 empleos menos, más unas 1,000 plazas que cesarán en enero 2017.

El presidente de la gremial, que también es presidente de American Industrial Park, explicó que cuatro directivos de las empresas textiles se le han acercado y le han manifestado que están tomando la decisión de cerrar. Escobar agregó que tres de esas compañías es casi seguro que sí se vayan del país.

El incremento al salario mínimo es un motivo que desencadenó la decisión de estas empresas, según Escobar, pero hay otros factores que influyeron.

“No es solamente el salario mínimo, porque somos un país que juega en Centroamérica, especialmente con Honduras y Nicaragua. Es una cuestión de competitividad. De alguna manera, lo que nos permitía ser competitivos era tener un salario menor a otros”, dijo Escobar.

El Gobierno aprobó un incremento al salario mínimo mensual del sector textil de $210.90 a $295. Sin embargo, lo que más resienten las empresas es que el aumento se aprobó apenas dos semanas antes de su entrada en vigor. Los representantes del empresariado habían pedido aumentar el salario mínmo de forma gradual y así tener tiempo de absorber el alza de los costos de producción. De hecho, el Banco Central de Reserva (BCR) y el Ministerio de Economía (MINEC) presentaron una propuesta que incluía esa gradualidad, pero que al final no fue tomada en cuenta.

El incremento al salario mínimo se aprobó solo 2017 y funcionarios del Gobierno han manifestado la intención de aplicar otro incremento significativo en 2018. Esto, según Escobar genera incertidumbre, puesto que las empresas, aunque se puedan acoplar al incremento de costos para 2017, no saben cómo va a variar la situación para 2018. Por eso, el presidente de CAMTEX consideró que entre septiembre y diciembre se irán más máquilas, lo que dejaría una pérdida de 15,000 plazas de trabajo. Esto se explica porque la mayoría de empresas finaliza sus contratos internacionales en agosto y después reduce su ritmo de producción. Por eso, en septiembre tienen mayor margen para trasladar su operación a otro país.

Por su parte el titular del MINEC, Tharsis López, argumentó que "los incrementos salariales, está comprobado, pueden aumentar el empleo formal y la productividad, siempre y cuando sean planificados, programados y tocando para incentivar, no así tan de golpe", explicó n una entrevista matutina.

La industria textilera en el país debe afrontar costos adicionales, como el traslado de la mercancía al Puerto Santo Tomás de Castilla en Guatemala o al Puerto Cortés en Honduras, lo que dura alrededor de dos días. Además, Escobar explicó que cada furgón que sale del país debe cancelar $18. Por otra parte, explicó que el proceso de revisión de mercancía no sirve puesto que al llegar al puerto se vuelve a verificar.

Otro factor que reduce la competitividad es el régimen fiscal. Empresas como las maquilas operan bajo el esquema de zonas francas y están exentas de algunos impuestos. Este régimen no es exclusivo de El Salvador, sino que es como funciona el tipo de activiad industrial. Aún así, en El Salvador se les cobra un impuesto exclusivo para la seguridad.

Además, el presidente de CÁMTEX agregó que los furgones de El Salvador tienen que ir con agentes de seguridad. En cambio, en Honduras la industria se concentra en la zona de Choloma, cerca del Puerto Cortez, lo que reduce el gasto de transporte y de seguridad en el traslado.

Por su parte, el presidente BCR, Óscar Cabrera dijo en un programa de televisión que El Salvador tiene que dejar de apostarde a ser competitivo con precios bajos en el mercado internacional, y que hay factores que las empresas tienen a su favor, como el ahorro en la tarifa de energía. Sobre esto, Escobar explicó que el costo actual de la energía es de $0.13 por kilovatio hora (kWh) y que subirá en enero, mientras que en Honduras el precio es de $0.06 kWh.

Cabrera opinó que aumentar el salario mínimo traerá más ingresos y estimulará le conomía. El presidente de la Asociación Salvadoreña de industriales (ASI), Javier Simán, reaccionó a la postura opinando que la relación es inversa, un incremento en la demanda se traduce en mejores salarios.

Tags:

  • maquilas
  • salario minimo
  • desempleo
  • textil
  • industria
  • comptetitividad

Lee también

Comentarios