Lo más visto

Cuestionan propuesta de reforma de pensiones presentada por GANA

ASAFONDOS y FUNDE advierten que la propuesta ofrece beneficios difíciles de cumplir sin endeudar más al Estado.
Enlace copiado
Enlace copiado
El partido GANA presentó esta semana una propuesta de reforma de pensiones, que, entre otras cosas, integra en un mismo sistema las pensiones del sector privado, público y de la Fuerza Armada. Las administradoras de Fondos de Pensión (AFP) criticaron la propuesta, por considerar que implica que parte de los fondos de ahorros para pensiones pasen a la administración del Estado.

En el documento presentado por GANA se ofrece una serie de beneficios, como jubilación anticipada y las denominadas “pensiones de longevidad”, que se financiarían con lo que ellos denominan “Fondo Solidario de Amortización de Pensiones”. Además, indica que las cuentas individuales podrían ser administradas por las “instituciones que demuestren interés”, bajo la vigilancia de la Superintendencia del Sistema Financiero.

Dice, sin dar detalle, que el afiliado tendrá libertad de elegir la modalidad de su pensión, y que las entidades administradoras pueden ser privadas, públicas o mixtas. Le deja al Estado, sin embargo, la carga del pago de las pensiones mínimas. Por otro lado, hace enmiendas para que los trabajadores informales o independientes puedan hacer aportes para sus futuras jubilaciones, ya sea con pagos periódicos o irregulares.

Sin embargo, la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensión (ASAFONDOS) señaló que GANA está ofreciendo cosas sin definir cómo podrían cumplirlas. ASAFONDOS apoya una propuesta elaborada por la denominada Iniciativa Ciudadana para las Pensiones (ICP), que deja al sistema bajo un esquema totalmente privado, crea una reserva de pensiones vitalicias, y plantea cambios en el cálculo de la pensión y en el de los rendimientos de los ahorros para esta, con el objetivo de que sean mayores.

“Como premisa, nos parece que toda propuesta que se presente debe estar acompañada de un estudio del impacto financiero detallado de cada medida; de tal manera que tengamos claridad de que lo que se propone es sostenible y que en realidad se van a poder pagar los beneficios que se están ofreciendo”, dijo René Novellino, director de la entidad.

Rommel Rodríguez, analista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), también opinó que falta ver el sustento de esta propuesta. “Al igual que ha sucedido con la propuesta del Gobierno y de la ICP, la propuesta de GANA debe presentar su respectivo análisis actuarial y financiero”, afirmó.

Según el experto, ambos análisis –el actuarial y el financiero– permiten determinar si las pensiones que están proponiendo serán sostenibles en el mediano y largo plazo, “y si el sistema está en equilibrio financiero, y no generando en el largo plazo un mayor nivel de endeudamiento público”.

La deuda de pensiones ya supera los $23,000 millones, según datos del Gobierno, y cada año se deben pagar cerca de $400 millones a los pensionados del antiguo sistema, quienes en su momento cotizaron con el ISSS o con el INPEP. Además, el Estado tiene la responsabilidad de pagar las pensiones mínimas.

La propuesta de GANA se suma a las dos ya presentadas por la ICP y por el Gobierno.
 

Lee también

Comentarios