DELSUR apuesta a la introducción de autos eléctricos en el país

La distribuidora trajo un vehículo como prueba piloto. Destaca el bajo costo de circulación y que no contamina.
 
Enlace copiado
Enlace copiado

DELSUR presentó ayer un automóvil eléctrico que no necesita gasolina y que servirá como  prueba piloto para impulsar esta tecnología en El Salvador.

Según Roberto González, gerente general de la distribuidora, “este proyecto, que ya está presente también en algunos países de América Latina, logra un balance entre la sostenibilidad que buscamos para la comunidad a la que servimos y para el país en general, así como soluciones relacionadas con el suministro de energía”.

 
La tecnología hace al motor silencioso y reduce a cero las emisiones de gases contaminantes.  Aunque aún es pronto para establecer precios, DELSUR enfatizó que la circulación alimentada por electricidad sería más barata que la gasolina.   


González remarcó el éxito que el proyecto de electromovilidad está teniendo en Colombia. En Medellín, el Grupo EPM, al que pertenece DELSUR, ha instalado varias electrolineras, es decir estaciones para cargar los autos. 
En El Salvador la apuesta sería que las personas puedan cargar sus vehículos en casa, instalar electrolineras e incluso alianzas con centros comerciales.
DELSUR invirtió $50,000 para traer el vehículo de México; casi la mitad de ese costo se debe al proceso de importación. González dijo que se tendrían que reducir los aranceles y facilitar los trámites.
El carro marca Nissan comenzará a circular por las calles del país para verificar su adaptabilidad, funcionamiento y otras ventajas.


Al impulsar el proyecto, lo que busca como suministro eléctrico DELSUR es potenciar puntos de recarga para los vehículos, así  también en los hogares.  


El automóvil cuenta con dos tipos de carga electrolineras. La lenta que será entre cinco y ocho horas aproximadamente;  y la carga rápida, que será entre media y una hora. Además de establecer puntos de carga, habrían dispositivos disponibles para que las personas instalen en sus hogares.
 

El ministro en funciones de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda, comentó: “Este proyecto es un proyecto sin precedente en el país y posee grandes ventajas para contribuir y alcanzar las meta globales, para combatir el cambio climático y sus efectos adversos, tal como nos hemos comprometido con el acuerdo de París”.

Lee también

Comentarios