Déficit y deuda crecientes complican a A. Latina

El BID advirtió que pocos países tienen margen para aumentar la inversión e impulsar sus economías.
Enlace copiado
Déficit y deuda crecientes complican a A. Latina

Déficit y deuda crecientes complican a A. Latina

Déficit y deuda crecientes complican a A. Latina

Déficit y deuda crecientes complican a A. Latina

Enlace copiado
El potencial de crecimiento económico de América Latina tiene un ancla importante: la situación fiscal de los países, advirtió el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su reporte macroeconómico anual.

La entidad refirió en su informe que hay al menos cuatro elementos claves que determinan una posición adecuada de políticas fiscales, de las que depende el margen que tienen los gobiernos para invertir, inyectar dinero en sus economías y poder impulsarlas.

Estos elementos son el tamaño y el signo de la brecha del producto interno bruto del país (PIB), el tamaño y el signo del balance fiscal estructural, el nivel de relación de la deuda sobre el PIB y la velocidad a la que aumenta (o disminuye) esa deuda según lo requiere cada nación para mantener su equilibrio.

Según el análisis del banco, El Salvador se encuentra en una situación de vulnerabilidad, junto con países como Argentina, Honduras y Venezuela, debido a la relación de su carga de deuda sobre el PIB y a su crecimiento potencial.

La deuda de El Salvador ya supera el 60 % del PIB y su previsión de crecimiento para los próximos años ronda el 2 %, según informó la semana pasada el Banco Central de Reserva (BCR). La entidad señala que la economía crecerá un 2.1 % este año, un 2.3 % en 2016 y 2017, para volver a un 2.1 % en 2018 y un 2 % en 2019.

Este escenario base, según el BCR, puede cambiar si hay mayor inversión: se llegaría a un 3.5 % en 2015 y 2016, a un 3.1 % en 2017 y 2018, y a un 3 % en 2019.

El mismo BCR señaló debilidades en la parte de la inversión. Entre 2010 y 2013, la inversión como porcentaje del PIB fue de 14.2 % en promedio, y la cifra para 2014 bajó a 13.6 %.

Según el BID, el ajustado margen fiscal explica en parte por qué el Gobierno, por ejemplo, no logra aumentar la inversión como medida contracíclica en un momento de bajo crecimiento.

“En los países que requieren de un esfuerzo fiscal mayor para mantener constante el ratio de la deuda y parten de niveles de deuda elevados, los intentos para adoptar políticas ‘contracíclicas’ serían inadecuados y probablemente contraproducentes”, indicó.

Un programa de consolidación fiscal adecuado, con este panorama de estructura y tamaño de la carga tributaria y el nivel y la composición del gasto público, requerirá un reordenamiento de este último, explicó el BID.

En El Salvador, indicó, se ha reducido la inversión pública pero ha aumentado el gasto rígido, como el pago de salarios a empleados públicos y el monto para subsidios.

Con las ayudas estatales el reto es enfocarlas en quienes más las necesitan, agregó.

Tags:

  • bid
  • politica fiscal
  • deuda
  • pib
  • crecimiento
  • crisis
  • impuestos
  • ingresos
  • gasto
  • subsidios

Lee también

Comentarios

Newsletter