Demanda de energía creció 4 % en 2015

En total, el país consumió 6,310.46 gigavatios hora en el año recién pasado. Más del 40 % de esa energía fue generada con derivados del petróleo, como búnker y diésel.
Enlace copiado
Sectores.  El sector de la industria en general y el residencial  son los que más energía demandan en el país.

Sectores. El sector de la industria en general y el residencial son los que más energía demandan en el país.

Demanda de  energía creció   4 % en 2015

Demanda de energía creció 4 % en 2015

Enlace copiado
La demanda de energía eléctrica es una variable que crece cada año. Entre 2014 y 2015 la demanda de energía del país creció un 4.01 %, según datos de la Unidad de Transacciones (UT). El Salvador, entre enero 2015 y diciembre del mismo año, demandó un total de 6,310.46 gigavatios hora (GWh), 243 GWh adicionales a los 6,066.99 GWh reportados en 2014.

La Unidad de Transacciones es la encargada de operar y administrar el sistema de transmisión y el mercado mayorista de electricidad de El Salvador.

Según el analista, el crecimiento de la demanda depende de varios factores, entre ellos: la modificación de los patrones de consumo de las personas y el crecimiento de la misma economía. Sin embargo, en esta ocasión el crecimiento de la economía está por debajo del crecimiento de la demanda. El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) fue de 2.6 % hasta finales del tercer trimestre, según datos del Banco Central de Reserva (BCR).

En 10 años, el crecimiento de la demanda de energía ha sido de forma exponencial. En 2006 el país demandó un total 4,679.23 GW/h, para el 2015 esa demanda había crecido en 1,631.23 GWh, un 34.8 % adicional.

Por otra parte, la demanda de potencia en 2015, que es energía entregada o absorbida en un tiempo determinado, también contabilizó alza con respecto a 2014.

Según datos del Consejo Nacional de Energía (CNE), la demanda máxima de potencia en 2014 se registró en julio, con un total 1,035 megavatios (MW). En 2015, la demanda de potencia máxima se registró en abril con 1,066 MW, un incremento de la demanda de potencia del 3 %.

“Si el país creciera (en su PIB) a tasa más elevada, tuviéramos que incrementar la capacidad de suplir la demanda de energía. Aquí no hay problemas de abastecimiento (de energía) porque el crecimiento económico es muy lento”, valoró Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIES).

¿Quiénes suplen lademanda de energía de El Salvador?

En su mayoría, en 2015, fueron los generadores térmicos (los que producen energía eléctrica con derivados del petróleo como el búnker y el diésel) los que más energía aportaron a la red eléctrica nacional, ya que el 42 % de toda la energía fue generada por ellos. La energía geotérmica (la generada con el vapor del subsuelo) inyectó a la red el 22 % de la electricidad, la energía hidroeléctrica aportó el 21 % y las importaciones de energía participó con el 15 %, según la Unidad de Transacciones.

La baja producción de energía hidroeléctrica obligó a echar mano de otros recursos, entre ellos la energía térmica, además de las importaciones de electricidad de países vecinos.

Entre abril y septiembre 2015, la contribución de energía eléctrica de los generadores térmicos se incrementó y aportaron en promedio el 55 % de toda la electricidad.

En ese período, el país pasó por una prolongada sequía que evitó incrementar la producción de energía hidroeléctrica.

En julio, agosto y septiembre del año recién pasado, la generación hidroeléctrica tocó mínimos históricos ya que la sequía evitó que los embalses acumularan agua y redujeron el aporte energético con el 11 %, 9 % y 17 %, respectivamente, cuando en época lluviosa la energía hidroeléctrica aporta en por medio el 40 % de toda la electricidad.

Según datos de la Unidad de Transacciones, la energía térmica junto con las importaciones de electricidad suplieron cerca del 85 % de la demanda interna de energía en agosto pasado.

Suben las importaciones de energía

A medida se desarrolla el mercado regional y el mismo Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), las importaciones de energía hacia el país han repuntado, por diferentes factores, entre ellos el precio.

El sistema de despacho de la Unidad de Transacciones está basado en el precio, es decir, que la energía con el precio más bajo tiene prioridad de despacho a la red eléctrica nacional, independientemente el recurso de generación.

En 2014 se inyectó a la red de distribución un total de 588.5 GWh en energía importada, para 2015 ese cifra subió hasta los 963.4 GWh, es decir, un incremento del 63.7 % en un año.

Lee también

Comentarios

Newsletter