Lo más visto

Más de Economía

Descarbonizar la economía crearía 15 millones de empleos

Los cambios más profundos serían en la producción de alimentos de origen animal y la energía fósil. Se perderían 7.5 millones de empleos, pero se crearían 22.5 millones.

Enlace copiado
Emisiones. América Latina produce emisiones de gases de efecto invernadero a niveles similares que el promedio mundial, con 6.6 toneladas por habitante.

Emisiones. América Latina produce emisiones de gases de efecto invernadero a niveles similares que el promedio mundial, con 6.6 toneladas por habitante.

Enlace copiado

La transición hacia una economía libre de carbono es una meta que parece estar llena de obstáculos. Requiere de transformaciones profundas que, en la práctica, pueden significar empleos perdidos en sectores que ya no serían viables. Sin embargo, un estudio revela que en América Latina las oportunidades que se crearían podrían compensar ampliamente las pérdidas.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), que presentó el estudio junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señaló que para descarbonizar la economía "uno de los retos es asegurar una transición justa, es decir, asegurarse de que el cambio sea lo más equitativo posible y se base en un enfoque participativo".

En el caso de la región esto implicaría eliminar gradualmente la generación de electricidad a partir de combustibles fósiles y sustituirla por fuentes libres de carbono, como la energía eólica y solar, además del uso de vehículos eléctricos, mejorar el transporte público y apostar por el transporte no motorizado.

Asimismo, frenar la deforestación y sembrar árboles, lo que implicaría un cambio en el enfoque agropecuario de la región para pasar de la producción de alimentos de origen animal, a alimentos vegetales. Esto también implicaría un cambio en la dieta de las personas para incluir más alimentos verdes y menos carne.

El otro punto en el que la región tendría que trabajar es reducir los residuos en todos los sectores, reciclar materiales y apostar más por la construcción sostenible.

América Latina produce emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a niveles similares que el promedio mundial con 6.6 toneladas por habitante, frente a 6.9. Al igual que en el resto del mundo son dos rubros de actividad los mayores responsables: el suministro de servicios energéticos, tanto para la energía eléctrica como el transporte y el suministro de alimentos, específicamente en el ganado y el arroz.

La producción de carne es una de las mayores generadoras de gases de efecto invernadero (GEI).

El estudio titulado "El empleo en un futuro de cero emisiones netas en América Latina y el Caribe" afirma, con base en diferentes simulaciones, que para 2030 la región podría tener 15 millones de empleos nuevos, que representaría un crecimiento del empleo del 4 %. Esta cifra es el resultado de una creación estimada de 22.5 millones de puestos de trabajo y la pérdida de 7.5 millones de plazas.

Los sectores que verían la creación de empleos son los de producción de alimentación de origen vegetal, construcción, manufactura, energía eléctrica renovable y silvicultura. Mientras que la reducción se vería en los sectores de alimentación de origen animal, minería y extracción de combustibles fósiles, y generación de electricidad basada en combustibles fósiles.

La agricultura vegetal sería en donde se crearían más empleos. En este sector laboran 19 millones de personas y podría incrementar en 54 %.

Brasil, Honduras, México y Venezuela son los cuatro países que más podrían verse afectados por la pérdida de empleos, el sector de producción de alimentos de origen animal es en donde se vería el mayor impacto.

"Una pregunta clave en lo que respecta al sistema de producción de alimentos es si las personas actualmente empleadas en la producción animal podrán pasar a la producción vegetal cuando la demanda cambie", plantea el documento.

Además de las competencias laborales específicas, están otros factores como limitantes geográficos o de infraestructura. Además que la ganadería tiende a dejar más ingresos que la agricultura.

En el caso de la energía eléctrica las pérdidas de empleo estarían directamente relacionadas al combustible fósil, tanto en generación como extracción, los países más afectados serían Bolivia, Trinidad y Tobago, y Venezuela.

Tags:

  • OIT
  • BID
  • economía
  • descarbonizar
  • empleo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines