Lo más visto

Más de Economía

Destacan impacto positivo del cultivo de caña de azúcar

La Asociación de Técnicos Azucareros sostiene que la caña absorbe más CO2 de que lo que se emite en las quemas. Sostienen que la corta en verde no siempre es viable.
Enlace copiado
Destacan impacto positivo del cultivo de caña de azúcar

Destacan impacto positivo del cultivo de caña de azúcar

Destacan impacto positivo del cultivo de caña de azúcar

Destacan impacto positivo del cultivo de caña de azúcar

Enlace copiado
El cultivo de la caña de azúcar trae beneficios al medio ambiente, según explicó el director ejecutivo de la Asociación de Técnicos Azucareros de El Salvador (ATASAL), Rodolfo Perdomo, esto porque las plantas protegen los suelos del impacto directo de la lluvia, lo que ayuda a evitar la erosión; además, se absorbe una gran cantidad de dióxido de carbono (CO2), un gas de efecto invernadero que contamina.

Según Perdomo, una hectárea de caña que es más de una manzana, puede absorber en un año unas 42 toneladas de CO2 y produce unas 9 toneladas de Oxígeno (O2), esto porque la caña de azúcar es una planta C4, es decir que asimila más carbono que la mayoría. Sin embargo, este cultivo también es responsable de la emisión de CO2, ya que al momento de la zafra la práctica común es que el cañal se queme.

Las quemas son hasta cierto punto necesarias, justificó Perdomo, y aseguró que el efecto de purificación del cañal es mayor a la contaminación que se produce cuando se dan las quemas, que pueden durar alrededor de dos horas.

Sin embargo, no siempre se queman los cañales, según la Fundación del Azúcar (FUNDAZUCAR), ya se está cortando en verde entre 10 % u 11 % y hay una meta de llegar a cortar unas 12,500 manzanas.

Perdomo explicó que la quema se da porque es más rentable e implica menos riesgo para el rozador. Esto se debe a que las hojas de la planta, que puede alcanzar 4 metros, tienen filo y hieren las manos y la cara de los trabajadores.

Además, en la quema se eliminan las hojas secas que están en el tallo, por lo que la corta se hace más rápido. En promedio, un rozador puede cortar tres “tareas” cuando se quema el cañal, es decir, unas 6 toneladas.

Cuando es corta en verde, el rozador tiene que limpiar el tallo de las hojas, lo que lleva más tiempo, por lo que solo puede hacer unas dos “tareas”, además de que se tiene que pagar más.

Una alternativa es utilizar máquinas de corta, pero no quitan toda las hojas del tallo y esto resulta en impurezas cuando se está procesando la caña en el ingenio azucarero. Aunque, paradójicamente, una caña cortada en verde también puede resultar en azúcar más pura.

Otro problema son las serpientes que huyen de las quemas, pero si no son otro riesgo para el rozador.

Por otra parte, Perdomo explicó que también hay una ventaja de cortar en verde y es que la caña no se deteriora mientras se llega al ingenio. Las quemas además son programadas por los ingenios, y solo son permitidas en horas en las que el fuego no se propague, además, no tiene que haber viento. Sin embargo, esto no siempre se cumple, agregó.

Otra regulación al cultivo es la técnica de riego con avioneta, que se tendría que hacer previo aviso a los vecinos y calculando el ángulo para que no se contaminen las zonas aledañas, ni sean las mismas personas que queden expuestas. Esto se riega así por la altura de la planta, explicó Perdomo, y el líquido que se rocía es un herbicida para evitar que la caña floree, ya que la flor reduce la cantidad de azúcar.

Rodolfo Perdomo agregó que hay una vulnerabilidad al cambio climático, ya que el crecimiento de la planta y el contenido de azúcar dependen de las estaciones de lluvia y sol; si no el azúcar se concentra en la raíz y el rendimiento es inferior.

Lee también

Comentarios