Lo más visto

Deuda de Letes: $560.5 millones

Las colocaciones durante todo 2012 llegaron hasta $1,159 millones, debido a los problemas de caja en el fisco.
Enlace copiado
Enlace copiado
La deuda de corto plazo que tiene el gobierno, acumulada hasta enero recién pasado, suma $560.54 millones, según la información que provee el Ministerio de Hacienda (MH). Entre febrero y marzo se habrían comprometido unos $50 millones más.

La meta es cerrar el año con menos de $420 millones, pero la cercanía de las elecciones podría obligar a un cambio de programa.

La deuda flotante se paga a más tardar en un año. El gobierno acude a este mecanismo para llenar los vacíos que quedan por la falta de ingresos propios, principalmente para solventar problemas de flujo de caja. Aunque la ley permite que esta deuda sea de hasta un 40% de los ingresos presupuestados, la Asamblea Legislativa puso un candado este año, y estipularon que no sea mayor al 20%.

Los recursos se obtienen colocando Letras del Tesoro Público (LETES) por tramos. Las LETES son papeles que sirven al fisco para obtener liquidez y a los inversionistas para ganarse un rendimiento extra. Desde enero hasta esta semana de marzo, se han organizado cinco tramos.

En diciembre 2012, el saldo de LETES -la misma deuda flotante- llegó a $866.78 millones. Después vino la colocación de bonos por $800 millones en el mercado internacional.

La primera semana de enero, Hacienda obtuvo el aval para usar $400 millones, captados con esos bonos, para cambiar deuda de corto plazo por una que se pagaría en 12 años, en lugar de un año.

Sin embargo, las cuentas arrastradas desde 2012 obligaron a seguir colocando, de suerte que llegaron $98 millones más. La discusión ahora se centra en qué hacer con los restantes $400 millones: usarlo todo en LETES u ocupar una fracción -$85 millones- para pagar dos subsidios y las elecciones.

Rommel Rodríguez, analista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE) dijo que ambas soluciones dejan al fisco en la misma situación: cuentas pendientes. “Las LETES se ocupan para las necesidades de gasto que no se incluyeron en el prespuesto”, comentó Rodríguez. “Si ocupan los $400 millones exactos (de los bonos), siempre tendrán que buscar una opción para salir con el resto de compromisos y podrían volver a caer en deuda”, agregó.

Piden $420 millones

Este año, Hacienda solicitó vía acuerdo ejecutivo el permiso para mantener un saldo de $420 millones de LETES al final del año. Nelson Fuentes, asesor del despacho del Ministerio de Hacienda (MH), explicó que estos recursos servirán como “preventivo”.

Fuentes detalló que alrededor de $100 millones ya se ocuparon para las cuentas arrastradas desde el año pasado. Pero hay $250 millones que podrían colocarse, o no, según la Asamblea Legislativa apruebe otra fuente de financiamiento: bonos de mediano plazo colocados en casa.

Las devoluciones de impuestos a los exportadores, como un apoyo para su actividad, terminan requiriendo la colocación de LETES. Fuentes detalló que enviarán a la Asamblea Legislativa un decreto para pagar estas devoluciones a exportadores con bonos locales, una deuda de plazo intermedio.

“Si no lo aprueban, entonces usamos los $250 millones que hemos pedido para las LETES. Son un preventivo”, explicó. Este decreto se presentaría junto a la ley de responsabilidad fiscal y a la propuesta para ponerle un tope al endeudamiento de corto plazo.

Rodríguez por su parte advirtió que “todavía faltan once meses del ejercicio fiscal y ya van por más de $100 millones”.

Resaltó que, ante la cercanía de unas elecciones como las presidenciales, “los gobiernos buscan tener una buena imagen y esto generalmente trae más gasto”.

Tags:

  • LETES
  • deuda de corto plazo
  • gobierno
  • transparencia fiscal
  • deficit
  • Letras del Tesoro

Lee también

Comentarios