Diálogo fiscal no incluye próximos pagos de la deuda

El Gabinete económico asegura que es necesario comenzar a negociar los aspectos para solucionar los problemas fiscales del Estado.
Enlace copiado
Diálogo fiscal no incluye próximos pagos de la deuda

Diálogo fiscal no incluye próximos pagos de la deuda

Enlace copiado

Las negociaciones que mantienen el Gobierno y el principal partido de oposición, ARENA, en torno a las finanzas públicas se ha limitado al Presupuesto General de la Nación 2018, y no incluyen cómo el Estado hará frente a las deudas contraídas tanto dentro como fuera de El Salvador.

En el pasado, el Gobierno ha presentado presupuestos que no incluyen el financiamiento para los gastos que se van a realizar; lo que ha llevado a problemas como el impago a los fondos de pensiones en abril pasado, o la deuda que se acumuló con las distribuidoras de energía eléctrica por el subsidio a los hogares.

La Sala de lo Constitucional emitió una sentencia, en junio, en la que ordenó al Gobierno incluir todo en el presupuesto. Como los ingresos del país no alcanzan para cubrir la totalidad del gasto, esto significa que el presupuesto de 2018 tendrá que aprobarse con préstamos.

Sin embargo, el Gobierno ha pedido que se discuta la reestructuración de la deuda, es decir, la aprobación de bonos, o sea préstamos de largo plazo que se hacen en los mercados de valores internacionales, para poder saldar la deuda de las Letras del Tesoro (LETES), que son los préstamos de corto plazo realizados dentro del país, generalmente a la banca nacional.

El Estado ha ido haciendo un “roll over” de esa deuda, es decir, ha ido vendiendo Letras del Tesoro (LETES) para pagar los que ya emitieron. Es como pagar una tarjeta de crédito con otra. Se gana tiempo, pero la obligación no desaparece.

Otro problema que para el Ejecutivo es urgente es el vencimiento de los eurobonos emitidos en el pasado. Entre 2019 y 2024, el Gobierno tiene que pagar $1,600 millones. El más inmediato toca en agosto de 2019 y es de $800 millones.

Ayer, durante el informe de gestión 2017 del Gabinete Económico de la Presidencia, el secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, señaló que las negociaciones con ARENA son para lograr un acuerdo que no es solamente el presupuesto del próximo año.

“Hay que aprobar el financiamiento del déficit fiscal de 2019, que será equivalente al déficit fiscal de 2018. Hay vencimientos grandes en 2019. Hay uno de $800 millones en eurobonos que hay que pagarlo inmediatamente después de que tome posesión el nuevo Gobierno (en 2019)… También está el de $250 millones que se le llama ‘put’”, sostuvo Lorenzana.

“Otro planteamiento que hacemos es llegar a un acuerdo de los vencimientos de la deuda de 2019 a 2024, de tal manera que esa deuda se pueda refinanciar y tirarla después de 2035. ARENA dice que solo quiere hablar del presupuesto; quiere decir que no les interesa de 2019 en adelante porque no están seguros de ganar las elecciones”, agregó.

Por su parte el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, dijo que el déficit fiscal en este momento es de entre 2.6 % y 2.8 %, y aseguró que se ha mantenido igual desde 2015. Asimismo, habló sobre cómo se encuentra la deuda del sector público no financiero.

“Ahorita la deuda es del 61 % del Producto Interno Bruto (PIB), y con la reforma de pensiones, aprobada hace un par de meses, se va a mantener la deuda a niveles del 61 %. Es importante porque el ratio previsto es que, si no hubiera habido reforma de pensiones, habríamos llegado a niveles superiores del 70 %. Con la reforma de pensiones para los próximos 10 años se asegura que se mantengan los niveles del 61 %”, añadió el ministro de Hacienda.

Lee también

Comentarios

Newsletter