Lo más visto

EUA aprueba paquete para salir del abismo fiscal

El proyecto de ley aumenta los impuestos a hogares que ganan arriba de $450,000 al año, mantiene rebajas fiscales para la mayoría de estadounidenses y aplaza por dos meses los drásticos recortes automáticos del gasto público.
Enlace copiado
Intensa jornada. La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sale de una de las numerosas reuniones que han sostenido los legisladores estadounidenses para lograr acuerdos sobre impuestos y gastos.

Intensa jornada. La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sale de una de las numerosas reuniones que han sostenido los legisladores estadounidenses para lograr acuerdos sobre impuestos y gastos.

Negociador. El vicepresidente estadounidense, Joe Biden (centro), hace una declaración a la prensa a su salida de un “caucus” demócrata para negociar la salida del país del abismo fiscal.

Negociador. El vicepresidente estadounidense, Joe Biden (centro), hace una declaración a la prensa a su salida de un “caucus” demócrata para negociar la salida del país del abismo fiscal.

EUA aprueba paquete para salir del abismo fiscal

EUA aprueba paquete para salir del abismo fiscal

Enlace copiado
La Cámara de Representantes de Estados Unidos (EUA) aprobó anoche el proyecto legislativo destinado a cancelar los efectos del llamado “abismo fiscal” que podría haber precipitado en la recesión a la primera economía mundial.

Los legisladores aprobaron sin cambios, por 257 votos a favor y 167 en contra, el proyecto remitido por el Senado, que mantiene las rebajas fiscales para la mayoría de los estadounidenses y aplaza por dos meses los drásticos recortes automáticos del gasto público acordados en 2011.

Entre los republicanos que votaron finalmente a favor del compromiso figuran el propio presidente de la Cámara, John Boehner, y el excandidato a la vicepresidencia de EUA Paul Ryan.

La votación en la Cámara baja se produjo después de una intensa jornada en la que los republicanos, que ocupan la mayoría, estuvieron a punto de hacer descarrilar el compromiso.

Destacados dirigentes del partido se pronunciaron en contra del pacto fraguado entre el vicepresidente del país, Joe Biden, y el líder de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell.

Un número significativo de republicanos había exigido introducir en el proyecto de ley una enmienda para recortar el gasto del Gobierno en $300,000 millones.

Pero la introducción de esa enmienda requería una mayoría de 217 votos que el presidente de la Cámara, el republicano John Boehner, no vio posible reunir.

El intento de enmendar el compromiso del Senado habría supuesto de hecho la muerte del preacuerdo bipartidista, debido a la falta de tiempo para negociar los cambios con la Cámara alta antes de la instalación el día 3 de un nuevo Congreso.

El próximo jueves iniciará su andadura una nueva Cámara, salida de las elecciones del pasado 6 de noviembre, y los proyectos que no hubieran sido adoptados quedarían anulados.

Impactos

Entre otras medidas, la legislación aprobada ayer, que entrará en vigor en cuanto la firme el presidente Barack Obama, convierte en permanente el nivel actual de los tipos impositivos para un 98% de las familias y un 97% de los pequeños negocios.

Eleva, por el contrario, el impuesto para las parejas con rentas anuales superiores a los $450,000, que volverán a contribuir con un tipo del 39.6% como hace dos décadas, en lugar del 35% actual.

Se trata de la primera subida de impuestos aprobada en EUA con apoyo bipartidista en 20 años.

El acuerdo no prorroga, sin embargo, la rebaja temporal de las retenciones sobre los salarios que aprobó el gobierno de Obama dentro de las medidas de estímulo a la economía, por lo que los estadounidenses sí que notarán a partir de hoy una reducción de sus salarios netos.

A través de esa combinación de subidas de los tipos y reducción de ciertas deducciones para los más adinerados, el Gobierno espera recaudar $620,000 millones en nuevos ingresos en los próximos 10 años. La ley prorroga, además, por un año el subsidio de emergencia por desempleo que beneficia a dos millones de estadounidenses.

Aplaza, sin embargo, por dos meses, los recortes automáticos previstos en el gasto del Gobierno federal, lo que presagia nuevos enfrentamientos en poco tiempo entre republicanos y demócratas.

El preacuerdo, elaborado en el Senado, había sido aprobado allí con 89 votos a favor y ocho en contra. La sesión de la Cámara baja se inició ayer esperando que su presidente, el republicano John Boehner, la sometiera a votación y después de que el capellán de la Cámara pidió una “intervención divina” que saque a Estados Unidos de su crisis fiscal.

El jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitchell McConnell, afirmó entonces que el arreglo, si bien no satisface la demanda básica de su partido contraria a todo tipo de aumento de los impuestos, al menos protege de tal incremento a la mayoría de las familias.

El Gobierno de EUA alcanzó en el último día de 2012 el límite de su endeudamiento máximo de $16.4 billones y ha emprendido medidas para evitar el impago de sus obligaciones financieras.

Esta coyuntura es preludio de otra disputa en 2013 sobre impuestos y gastos del Gobierno entre la Casa Blanca y el Congreso.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo que el Gobierno adoptará diversas medidas de contabilidad para evitar la moratoria sobre su deuda.

Tags:

Lee también

Comentarios