Lo más visto

Economía CORONAVIRUS

Economía regional caería hasta 0.9% a causa de covid-19

La enfermedad podría provocar desaceleración económica en Centroamérica, según la UNCTAD. Las economías centroamericanas son vulnerables, puesto que China es uno de los principales proveedores, dice un informe de E&Y.

Enlace copiado
Lunes negro. Peatones caminan ante un panel que muestra las cifras de acciones del Dow Jones de Estados Unidos y del Nikkei, de Japón.

Lunes negro. Peatones caminan ante un panel que muestra las cifras de acciones del Dow Jones de Estados Unidos y del Nikkei, de Japón.

Enlace copiado

El covid-19 podría provocar una desaceleración de entre 0.7 % y 0.9 % en Centroamérica, México y Canadá, de acuerdo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), además de un impacto económico estimado en $220,000 millones para las economías en desarrollo (sin contar China).

Oxford Economics, citado por la consultora Ernst & Young (EY), señala incluso que, si la propagación del virus no se controla, las repercusiones económicas podrían manifestarse hasta en una contracción del 1.3 % del PIB mundial y le costaría a la economía $1.1 trillones, con un golpe a siete rubros, como el textil, la tecnología, el turismo y el transporte áereo.

Las estimaciones varían, sin embargo, tanto EY como UNCTAD señalan la vulnerabilidad de las economías centroamericanas, ya que China se ha convertido en el segundo mayor socio comercial de la región, sustituyendo una parte importante de las importaciones de Estados Unidos.

De acuerdo con la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), los países centroamericanos importaron mercancías provenientes de China por $8,922 millones durante 2018.

Los problemas en China ya se han hecho sentir en el sector productivo nacional, aunque no en todos los rubros, como lo dijo Ricardo Morán, presidente de la Asociación Salvadoreña de la Industria del Plástico (ASIPLASTIC). "La materia prima que nosotros importamos, en un 95 %, viene de las petroquímicas de Estados Unidos, viene en contenedores, los puertos están trabajando normalmente. Por lo tanto no hemos llegado a la situación, no hemos visto que los embarques se estén demorando", afirmó.

Según la UNCTAD el impacto sería para aquellos países que están profundamente insertados en cadenas de valor con economías de Asia del sur y del este, así como de la Unión Europea. También exportadores de materias primas, sobre todo petróleo.

Según el análisis publicado por la UNCTAD, las primeras consecuencias de la crisis provocada por la enfermedad son pérdidas en la confianza de los consumidores y de los inversionistas.

Sin embargo, una combinación de una caída de precios y de la demanda agregada, deuda y una peor distribución del ingreso dificultaría que la economía mundial siga creciendo al ritmo actual.

En tanto, EY señala que el Banco Mundial ya rebajó las previsiones de crecimiento económico global para la primera mitad de 2020, pasando de 5.5 % a 5.4 %.

"Se ha logrado comprobar que la economía mundial sufre ante las grandes epidemias del mundo. Los efectos económicos se manifiestan más en los países con mayores casos de infección. No obstante lo anterior, cuando esos países son potencias mundiales, los desequilibrios económicos se vuelven globales".

A la fecha, solo Costa Rica y Panamá han confirmado casos positivos de la enfermedad. El Gobierno de El Salvador ha prohibido el ingreso de ciudadanos de China, Corea del Sur, Irán, Italia, Francia, Alemania y España.

Ayer, el presidente de la Asociación Nacional de la Empresa privada (ANEP), Luis Cardenal, dijo que el país debe hacer un ánalisis exhaustivo de lo que se está enfrentando y de cuál es la mejor manera de hacerlo.

"Hacer el llamado a que tengamos las precauciones necesarias, pero a que no caigamos en el pánico. No nos inmovilicemos y dejemos de hacer nuestra vida de trabajo productiva", exhortó el dirigente empresarial.

La economista Ivette Contreras considera que ante el "shock" del coronavirus hay dos posibles escenarios para el país: uno negativo, por el lado del ingreso, porque dependemos de Estados Unidos; y uno positivo por efecto de sustitución, si las exportaciones salvadoreñas a Estados Unidos logran sustituir en algún grado a las de China. "Creo que sería un momento excelente para conseguir negocios de exportación. El apoyo a estas exportaciones debería ser política pública. El ingreso del coronavirus puede ser retrasado cerrando fronteras, pero el efecto económico se minimiza abriendo fronteras para productos", tuiteó Contreras.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines