Lo más visto

Ejecutivo acepta misión de contacto de la OIT

La ANEP informó que las gremiales ya están realizando consulta para la elección de los delegados del Consejo Superior del Trabajo.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Gobierno aceptó recibir la misión de contacto directo por parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), después que la comisión de aplicación de normas de este organismo determinará la necesidad, por segundo año consecutivo, la necesidad de enviar una delegación para verificar que se cumplan los convenios laborales.

En una carta, la ministra de Trabajo, Sandra Guevara, le informó al presidente de la comisión de aplicación de normas que ya inició gestiones con el departamento de normas de la OIT para solicitar la misión y que se agregue el siguiente párrafo en el acta de la reunión:

“No habiendo podido tomar la palabra en sala esta mañana, el Gobierno de El Salvador, con un espíritu de apertura y transparencia y habiendo tomado debida nota de las conclusiones de la Comisión, ha decidido solicitar la Misión de Contactos Directos y ha iniciado las gestiones necesarias con la Oficina Internacional del Trabajo en Ginebra. El Gobierno pide que esta información conste en actas”.

La OIT determinó que El Salvador requiere de una misión de contacto directo por el incumplimiento al Convenio 144 sobre la consulta tripartita. Después de analizar el caso a raíz de una queja de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y de escuchar los argumentos de Guevara, el organismo determinó que no hay una genuina consulta a organizaciones que sean representativas.

La organización critica que sea el presidente de la República quien designe a los delegados de la empresa privada en las autónomas, pues esto contradice el Convenio 144. Otro señalamiento es la situación en torno al Consejo Superior del Trabajo (CST) que el entonces ministro de Trabajo, Humberto Centeno, inactivó en 2013. Esto hizo que el año pasado también se decidiera enviar una misión, ya que se consideró que el Estado violaba el Convenio 87 al interferir en los mecanismos de representación del sector laboral.

“Yo creo que está bien que el Gobierno haya aceptado esta misión de contacto después de haberla rehusado durante varios años y haber puesto a El Salvador en una posición vulnerable. Esperamos que esto signifique que ya el Gobierno entiende la importancia de las instancias tripartitas”, dijo Luis Cardenal, presidente de ANEP.

Por su parte, Javier Steiner, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL), lamentó que el conflicto escalara al punto que “la misma OIT haya tenido que poner al país en la lista negra. En El Salvador en vez de estar peleando, deberíamos de buscar entendimientos para crear un clima de confianza propicio para la inversión. Lo que necesitamos es tener tranquilidad para poder trabajar”, dijo Javier Steiner.

“Ya no solo hemos caído en impago por culpa del Gobierno, sino que hoy se da la mala imagen que en el país no hay diálogo entre el sector privado y el sector público, en donde hay un acoso por parte del Gobierno hacia las empresas. ¿Qué inversionista extranjero quisiera ir donde todas esas situaciones se dan?”, agregó.

Luis Cardenal informó que las gremiales empresariales ya están en su proceso de consulta para elegir a los delegados del CST. Los voceros del sector público ya fueron designados por el presidente de la República y los delegados de los trabajadores ya fueron electos y juramentados en un proceso que algunos cuestionan.

“Vale la pena señalar que uno de los requisitos que le puso la OIT a la ministra es que se respete la representatividad y asociación del sector laboral. Tanto en el CST como en el Consejo Nacional del Salario Mínimo, esta ha sido manipulada y tomada por grupos creados favorables al Gobierno y al FMLN. Como dice su nombre, una tripartita tiene que contar con tres puntos de vista y maneras de pensar que se ponen de acuerdo y no que el Gobierno dé la señal y los representantes de los trabajadores levantan la mano”, dijo.
 

Tags:

Lee también

Comentarios