El 70 % de la gente volverá al sistema de reparto”

Guillermo Arthur, presidente de la Federación Internacional de AFP, ve con mucho recelo la reforma de pensiones que propone el Gobierno, la califica de “abusiva”.
Enlace copiado
El 70 % de la gente  volverá al sistema de reparto”

El 70 % de la gente volverá al sistema de reparto”

Enlace copiado
El regreso a un sistema de reparto, en el que los aportes de los jóvenes sostienen el pago de las pensiones de quienes se van jubilando, no será una solución para los problemas del sistema de pensiones en El Salvador, asegura Guillermo Arthur, presidente de la Federación Internacional de AFP (FIAP).

Arthur estuvo en el país la semana pasada, invitado por la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensión (ASAFONDOS), que es socia de la FIAP. El chileno, expresidente de la Asociación de AFP de su país, dice que la tendencia internacional es ir dejando los sistemas de reparto y pasar a los de capitalización individual, en los que cada trabajador ahorra en su cuenta personal un monto que servirá para costear su retiro. El Salvador pasó del reparto a la capitalización individual en 1998.

Señala que la intención del Gobierno salvadoreño de revivir el reparto no solo dañará un sistema que está funcionando bien, sino que atenta contra el derecho constitucional a la propiedad, en este caso, de los trabajadores sobre sus cuentas para pensión.

¿Conoce la propuesta del Ejecutivo para reformar el sistema de pensiones? ¿Qué piensa sobre esta?

La reforma que se está planteando de parte del Gobierno tiene un propósito de carácter fiscal más que de seguridad social. El objetivo de una reforma de esta naturaleza es resolver un tema fiscal, está bien, pero no lo hagamos a costa de perjudicar el sistema de seguridad social. Los sistemas de seguridad social tienen suficientes problemas que debemos enfrentar adecuadamente, pero si usted analiza el planteamiento del Gobierno, no es nada que se refiera a los grandes problemas que tiene la seguridad social en el mundo.

¿Cuáles son estos problemas?

El envejecimiento, ¿dónde se ve cómo van a enfrentar el envejecimiento? La gente ya va a empezar a vivir 100 años, hay ahora modelos y mecanismos que hemos discutido, como seguros de longevidad. ¿Se ha analizado en El Salvador cómo funciona un seguro de longevidad, por ejemplo? Eso es vital, saber cómo funcionan los seguros de longevidad. ¿Se ha analizado qué mecanismo de pensión es más adecuado para enfrentar la vejez? ¿Retiro programado, renta vitalicia, retiro programado con renta vitalicia diferida? ¿Están esas materias incorporadas al proyecto? ¿Se toma en cuenta la tasa de cotización, se habla de la formalidad en el trabajo? No se habla de nada de eso. Entonces lo que hay acá es establecer un sistema mixto, pero es mixto para el 30 % de los salvadoreños, pero para el 70 % de los salvadoreños es volver al sistema de reparto.

¿Por qué?

Porque el 70 % de los salvadoreños no llega a los dos salarios mínimos, por lo tanto van a tener que entregar todo su flujo y todo su fondo. ¿Están dispuestos los salvadoreños a entregar todos sus fondos? ¿A cambio de qué? ¿De doscientos y algo de dólares? ¿Bajo qué condiciones? Los sistemas de reparto están completamente quebrados en el mundo, eso está más que sabido. Y no es por una razón ideológica, hay que sacar este tema de la trinchera ideológica, están quebrados porque la pirámide poblacional se dio vuelta. Los sistemas de reparto funcionaban bajo la lógica de que los trabajadores jóvenes pagaban la pensión de los trabajadores viejos, y estaba bien cuando eran muchos jóvenes y pocos viejos, pero cada vez hay menos jóvenes y más viejos, y cada día la relación será peor, más viejos y menos jóvenes. A estas alturas estar revirtiendo un sistema que funciona bien para volver a un sistema de reparto con el objeto de echar mano de los recursos me parece grave, además de que atenta contra el derecho de propiedad, esto es propiedad de los trabajadores.

¿Cuál es la tendencia internacional en los sistemas de pensiones, hacia dónde apuntan las reformas?

Capitalización individual, absolutamente, por las razones que le decía. América Latina se mueve a la capitalización individual. Por ejemplo en Chile, donde hubo mucho movimiento para tratar de cambiar el sistema, la presidenta de la República nombró una comisión, en la que solo una persona de 24 votó por volver al sistema de reparto, todos los demás recomendaron mantener la capitalización. Incluso en Europa, donde hay sistemas de reparto porque no los han podido cambiar, esos sistemas de reparto son solo el sistema básico, al lado del que tienen uno de capitalización, y un mecanismo que en Inglaterra se llama el “contracting out”, en el que se le dice a la persona: mire, usted ha estado cotizando el 10 % de su salario en el sistema público, cotice un 9 %, y el punto que le queda llévelo al sistema de capitalización.

¿Qué cambios han tenido los sistemas de reparto en Europa?

La totalidad de los sistemas de reparto en Europa, a pesar de que se llaman “de beneficio definido”, se ha cambiado la edad de jubilación, el monto de la cotización, y han bajado el nivel de los beneficios. Todos han cambiado alguna de estas tres cosas, ya no son de beneficio definido, no pueden, porque las cifras no dan. Creo de verdad que un proyecto como el que se tiene acá, en el que se establece este sistema mixto para el 30 % y para el 70 % de reparto, significa la pérdida de los fondos que tiene el trabajador ahorrado en su cuenta, lo que corresponde es que si hay un tema fiscal, se resuelva el tema fiscal. Es más, los sistemas de pensiones pueden colaborar a resolver el tema fiscal.

En El Salvador el Estado ya se financia con los fondos de pensiones...

El sistema de pensiones tiene $8,000 millones que pertenecen a los trabajadores, y hoy en día el 58 % de estos ahorros está invertido en títulos estatales a una tasa de interés negativa, hay $5,000 millones que los trabajadores salvadoreños le tienen prestado al Estado a una tasa de interés con rendimiento negativo, yo lo encuentro realmente abusivo. Es perfectamente posible que el Estado salvadoreño se financie con los fondos de pensiones, y es lógico, pero que se financie a tasas de mercado, pero ¿por qué me va a pedir plata prestada a mí a una tasa de interés menor a la de mercado? ¿Saben los trabajadores salvadoreños, se les explica que el Gobierno les está quitando plata?

¿Hay experiencias en la región de países que han regresado del sistema de capitalización individual al de reparto?

No, ninguno. Hay un sistema mixto en Uruguay, pero siempre fue mixto, cuando se creó fue así, no hubo una reversión, pero la tasa de cotización es del 36 % y la tasa de reemplazo es bastante baja, de menos del 60 %.

El Salvador pasó a la capitalización individual en 1998, y tenemos problemas de cobertura, de suficiencia, ¿cómo pueden abordarse?

Estoy de acuerdo, son problemas que se tienen que resolver, pero la propuesta no lo está haciendo. Hay que ver la formalidad, incentivos para que el trabajador cotice, un mecanismo de ahorro voluntario, un primer pilar de apoyo a los trabajadores más pobres, esos son los temas, pero ninguno está en la propuesta del Gobierno. Creo que se debería crear una comisión de expertos, estos son temas muy especializados, no hay que improvisar, hay organismos que tienen muy pensadas estas cosas, es cuestión de llamar a personas con distintas visiones, distintas líneas de pensamiento, y que se sienten a pensar cómo se debe hacer. Se está perdiendo una oportunidad enorme porque los sistemas de capitalización individual no solo son eficientes para dar sostenibilidad a los sistemas de pensiones, para mejorar las pensiones, porque ya no dependen de la pirámide sino que cada uno ahorra, sino que también sirven para contribuir al desarrollo económico de los países. Como FIAP hicimos un estudio que midió en cuatro países, Chile, Colombia, Perú y México, cuánto había sido la contribución de los sistemas de pensiones al desarrollo económico de los países. El estudio estuvo a cargo de doctores en economía, que usaron cálculos y modelos econométricos, y la conclusión a la que llegaron es que entre el 8 y 10 % del crecimiento del país tiene su origen en el sistema de pensiones. Si un país creció el 5 %, el 10 % de este tiene su origen en el sistema de pensiones, porque estos invierten en los sectores de mayor potencialidad económica, infraestructura, caminos, puertos, etcétera. Ahora, si el 58 % se invierte nada más que en papeles con tasa negativa, entonces no. El desarrollo de los mercados de capitales en todos estos países ha sido enorme, hay que empezar, Perú no tenía mercado de capitales, tampoco Chile ni Colombia. Empezaron el mismo ritmo que los sistemas de pensiones.

¿Es único el caso de El Salvador en cuanto a esta obligatoriedad en invertir en papeles públicos?

Es el único país en el mundo en el que se obliga a invertir en un determinado instrumento, ningún otro lo hace.

¿Qué medidas están tomando otros países en el mundo por el alto endeudamiento por pensiones?

Los sistemas de reparto están endeudados, los de capitalización no. Estos tienen un endeudamiento por la transición, porque en el primer momento cuando se empieza a cotizar a la AFP y se deja de cotizar al sistema público, el Estado deja de contar con esa plata y tiene que seguir pagando a los pensionados. Esta deuda es transitoria. En Chile esa deuda desapareció hace mucho tiempo, porque es transitoria. En Chile la reforma se dio en 1980, desde entonces nadie pudo cotizar en el sistema público y la curva comenzó a desaparecer, y la deuda ya no existe. Después del estudio que se hizo en el primer gobierno de la presidenta Bachelet, hubo holgura suficiente para crear un primer pilar básico solidario, con plata pública, para pensionar a la población de menor ingreso. Hay un primer periodo en el que hay un gasto, pero este desaparece, ¿pero qué me dice de los gastos que hay de los sistemas de reparto? En estos el gasto es fuerte, y no se termina.

Tags:

  • AFP
  • FIAP
  • ASAFONDOS
  • reforma de pensiones
  • reparto
  • capitalizacion individual
  • jubilados
  • cotizaciones
  • sistema mixto
  • edad de jubilacion

Lee también

Comentarios

Newsletter