Lo más visto

El FMI sugiere un ajuste fiscal adicional de un 2 % del PIB

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que esta debe de ser la prioridad para el Gobierno, con el objetivo de reducir la deuda pública. Recomendó una reforma de pensiones más profunda.
Enlace copiado
El FMI sugiere un ajuste fiscal adicional de un 2 % del PIB

El FMI sugiere un ajuste fiscal adicional de un 2 % del PIB

Enlace copiado

El Salvador debe hacer esfuerzos adicionales para disminuir el monto de su deuda en los próximos años. En concreto, los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) recomiendan “implementar un ajuste fiscal adicional del 2 % del PIB, tanto por el lado de los ingresos como de los gastos”, de acuerdo con la declaración publicada ayer por el organismo tras la visita de una misión en febrero pasado.

Si bien se han logrado avances en la reducción del déficit fiscal (gastos estatales mayores a los ingresos) con la reforma de pensiones que se aprobó el año pasado y se ha llevado un esfuerzo de ajuste gradual, todavía queda mucho por hacer, según se desprende del informe.

“El personal técnico celebra el avance hasta la fecha en el ámbito de la consolidación fiscal, pero recomienda un ajuste fiscal adicional de 2 % del PIB distribuido a lo largo de 2019 y 2020”, dice el informe en el numeral 5.

“Estamos creciendo, lo que quiero concluir es que el ajuste fiscal tiene que ser gradual porque somos una economía dolarizada”. 
Óscar Cabrera, presidente del BCR

El FMI sostiene que el ajuste permitiría reducir la deuda salvadoreña a menos de un 60 % del PIB antes de 2024 y a menos del 50 % del PIB antes de 2030.

La semana pasada, el Banco Central de Reserva (BCR) presentó el nuevo sistema de cuentas nacionales que tomó 2005 como año base y ya no 1990.

Con este cambio, la deuda pública total, incluyendo a las empresas estatales como CEL y ANDA, sumaba $18,372.72 millones en 2017, es decir el 74 % del PIB, y no 65.8 % del PIB.

El fondo considera que los costos del ajuste serían contenidos en el mediano plazo y que este mejoraría la confianza de los inversionistas.

Esta semana, el presidente del BCR, Óscar Cabrera, pidió un giro en la política fiscal para que se dirija a promover el crecimiento económico. Para el funcionario, el ajuste fiscal debe de ser gradual, en un plazo entre cinco y 10 años para el crecimiento de la economía salvadoreña.

“Estamos creciendo, lo que quiero concluir es que el ajuste fiscal tiene que ser gradual porque somos una economía dolarizada”, dijo en una entrevista televisiva.

Según el documento publicado por el FMI, el ajuste requeriría medidas equivalentes a el 2.3 % del PIB tanto por el lado de los ingresos como del gasto. El organismo considera que hay margen para subir los impuestos, por ejemplo, el IVA y para optimizar los impuestos que resultan distorsivos, aunque opinó que antes deben de evaluarse los efectos regresivos de un aumento en el IVA y planear medidas de apoyo focalizadas para los sectores más vulnerables.

En lo que se refiere al gasto, el FMI considera que no se deben hacer recortes generalizados, sino optar por medidas focalizadas, racionalizando el gasto corriente para crear un margen para privilegiar la inversión pública. Además, recomendó considerar el impuesto predial.

Otra consideración que planteó el fondo es en cuanto a las necesidades de financiamiento que enfrentará el país en 2019, cuando se vencen $800 millones en bonos que colocó hace algunos años. Para el FMI estas necesidades de financiamiento se deben de abordar con anticipación. “Deben proseguir los esfuerzos de las autoridades para obtener préstamos de bajo costo por parte de instituciones multilaterales; y debe simplificarse el proceso de aprobación para proyectos de inversión de alta calidad y bajo costo por parte de donantes”, son otras consideraciones del fondo.

Reforma de pensiones fue insuficiente

En su informe, el FMI calificó como positiva la reforma de pensiones que se aprobó el año pasado, pues permitirá reducir el déficit fiscal en el 0.8 % en los próximos años, pero consideró que es insuficiente, pues el sistema necesita de reformas más profundas.

“La reforma aborda tan solo marginalmente los problemas fundamentales de alta inequidad de las prestaciones y bajas tasas de cobertura y de reemplazo, que se estima aumentarán solo levemente”, dice un fragmento del informe.

Por lo mismo, el FMI sugiere, entre otras medidas aumentar la edad de jubilación, mejorar la cobertura de prestaciones para la población de escasos recursos e integrar las cuentas del sistema de pensiones en las decisiones fiscales. “Se está considerando un aumento moderado de un año como máximo en 2022”, agrega el FMI.

FMI visitó San Salvador del 5 al 16 de febrero para realizar la consulta del Artículo IV correspondiente a 2018. En su estancia se reunió con funcionarios, diputados, la comunidad empresarial y representantes del sector social.

Incremento de ataques
El Salvador tiene avances como la reducción del déficit y la estabilización de la deuda, según el FMI. Pero debe esforzarse adicionalmente para colocar la deuda en trayectoria descendente. La prioridad, dice el organismo, debe de ser el ajuste fiscal del 2 % del PIB entre 2019 y 20120.

$800 mill
en eurobonos vencen en 2019 y el fondo recomendó abordar de manera anticipada las necesidades de financiamiento.

$18,372.7  
millones es la deuda pública del país, la cual en relación al  nuevo cálculo del PIB se ubica en 74 % del PIB.

0.8%
 es la reducción en el déficit fiscal que ha estimado el fondo por la aprobación de la reforma de pensiones.

Lee también

Comentarios