Lo más visto

El Gobierno recolectó menos de lo esperado aun con las reformas

Desde 2010 hasta 2016, el fisco quedó $1,816.53 millones lejos de su meta de impuestos y contribuciones
Enlace copiado
Plan de gastos.  El fisco se fija una meta de gasto cada año, pero debe tener el respaldo de un cálculo de ingresos.

Plan de gastos. El fisco se fija una meta de gasto cada año, pero debe tener el respaldo de un cálculo de ingresos.

El Gobierno recolectó menos de lo esperado aun con las reformas

El Gobierno recolectó menos de lo esperado aun con las reformas

Enlace copiado
Durante seis años, el cálculo de los ingresos que espera recibir el Ministerio de Hacienda (MH) ha estado lejos de la realidad, ya que no logran alcanzar la meta que se fijan para elaborar el presupuesto nacional. En total, el Ministerio de Hacienda (MH) se quedó esperando un acumulado de $1,816.53 millones que nunca llegaron.

Cuando el MH presenta el proyecto de presupuesto nacional a los diputados, tiene que dejar claro cuánto espera recibir de ingresos para así justificar sus gastos. Es decir, si quiere gastar $1 millón en salarios, tiene que dejar claro que recibirá ese $1 millón en impuestos o en contribuciones de la población.

Los impuestos que con más frecuencia no llegan hasta la meta del presupuesto son los que han pasado por algún tipo de reforma: impuestos enfocados sobre el consumo (como el de los cigarrillos y las bebidas alcohólicas), el pago por adelantado del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el de las operaciones financieras o “al cheque”. La excepción es el IVA, porque su desempeño está más relacionado con el ritmo de la actividad económica: entre más vigorosa es esta actividad, más IVA recolectan las autoridades.

Hacienda publica en su sitio de transparencia la diferencia entre la recolección final de tributos y lo que consignaron en el presupuesto. Cuando se hace una suma simple de cada monto que no pudieron recolectar, entonces se llega a la cifra de los $1,816 millones entre tributos y otros ingresos, como los cargos en la gasolina, el del azúcar y otros más.

De acuerdo con estas tablas, el desfase de los impuestos aplicados al consumo es de $66.7 millones acumulados. En 2010, el fisco aumentó el cargo por el consumo de cigarrillos, cervezas y licores, además de crear otros tributos. Desde entonces ha sido poca la puntería para calcular cuánto dejarán los impuestos que genera el consumo de cigarrillos. Pero también hay que advertir que es uno de los productos que más se mueven en el mundo del contrabando (donde el comerciante no paga obligaciones al fisco, pero sí comete delitos que llevan a la cárcel).

El impuesto a las operaciones financieras quedó atrás de la meta desde su primer año de aplicación, tanto para el que se retiene en los cheques como el de transacciones en efectivo. También el ISR, que ha pasado por dos reformas, se quedó corto en $435.2 millones acumulados.

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) ha mencionado antes que el país necesita reformas fiscales integrales y presupuestos con mayor transparencia, pues a veces Hacienda no revela cuánto tendrá que pagar en devoluciones; es decir, en impuestos ya pagados pero que luego debe regresar.

Según el ICEFI, también influye el bajo crecimiento de la actividad económica, porque entonces los gastos del Estado crecen más rápido que la capacidad de obtener el dinero para enfrentarlos.

Tags:

Lee también

Comentarios