El Salvador, segundo receptor de remesas del Triángulo Norte

Según datos del Consejo Monetario Centroamericano, en El Salvador se queda el 30 % del total de remesas que llega a Guatemala, Honduras y el mismo El Salvador. El 51.5 % de las personas que envía remesas hacia El Salvador está indocumentado.
Enlace copiado
Estados.  California, Maryland, Virginia, Nueva York y Texas son estados donde se encuentran, mayor parte, salvadoreños.

Estados. California, Maryland, Virginia, Nueva York y Texas son estados donde se encuentran, mayor parte, salvadoreños.

El Salvador,  segundo receptor de remesas del Triángulo Norte

El Salvador, segundo receptor de remesas del Triángulo Norte

Enlace copiado
El Salvador es uno de los países que registra los mayores montos en recepción de remesas, según los datos de las entidades oficiales. Los migrantes salvadoreños, que son por lo menos 2 millones alrededor del mundo, ayudan a mantener a flote la economía con sus envíos.

Según datos del Consejo Monetario Centroamericano (CMC), El Salvador es el segundo receptor de remesas del Triángulo Norte de Centroamérica en 2015. En total, estos tres países recibieron $14,291.30 millones en remesas, de los cuales el 30 % se quedó en El Salvador, unos $4,279.60 millones. A Guatemala, que es el principal receptor de remesas, llegaron $6,285.00 millones (el 44 %) y a Honduras $3,726.7 millones (con el 26 %).

Estos tres países son los más grandes emisores de migrantes hacia Estados Unidos.

Según datos del Banco Central de Reserva de El Salvador (BCR), las remesas experimentaron un crecimiento del 3 % en 2015 respecto de 2014, lo que significó unos $125.6 millones adicionales. Un estudio elaborado por el BCR reveló que hay cerca de 1.9 millones de salvadoreños viviendo en Estados Unidos, y de ellos, el 47 % envía remesas al país. Se trata de poco más de 900,000 compatriotas.

El promedio mensual de remesas recibidas durante 2015 fue de $356.6 millones.

Uno de los hallazgos del estudio es que el 51.5 % de las personas que envía remesas hacia El Salvador no tiene una situación migratoria estable en Estados Unidos y desde esa situación de vulnerabilidad mantiene los aportes para sus familias. Además, otro 21.8 % son salvadoreños que están amparados al TPS, 20.3 % son residentes, 3.4 % son salvadoreños que gozan de la ciudadanía estadounidense y 3 % son salvadoreños acogidos a la Ley NACARA (en inglés).

California, Maryland, Virginia, Nueva York y Texas son los estados donde se encuentra el mayor número de salvadoreños y desde ahí es donde viene la mayor parte de remesas familiares hacia el país.

Durante 2015, el BCR indicó que se realizaron unas 22.2 millones de operaciones relacionadas con la recepción de remesas, dentro de las cuales 5.4 millones corresponden a recargas a teléfonos celulares de residentes en el país por cuenta de personas residentes en el exterior, según datos del BCR.

Es conocido que los hogares receptores de remesas ocupan la mayor parte de ese dinero en consumo y el ahorro es mínimo. Por ejemplo, estos hogares ocupan $8 de cada $10 en consumo, en lugar de ahorrar o invertir, de acuerdo con el estudio que publicó el Banco Central.

Agentes

En 2015, los bancos entregaron $2,214.3 millones a los usuarios que reciben remesas, equivalentes a 8.7 millones de operaciones, con una participación de 51.7 %. Las Federaciones de Cajas de Crédito, agentes y otras empresas participaron en el pago con un 42.7 % del total; las recargas con 0.8 % y el resto fue trasladado a través de familiares, amigos y encomenderos.

Los resultados muestran que las Federaciones de Cajas de Crédito, agentes y otras empresas siguen incrementando su participación en el mercado de remesas como intermediarios.

La Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) prepara el proceso de autorización de los nuevos intermediarios en el servicio de entrega de remesas. Ricardo Perdomo, titular del ente supervisor, explicó que por el momento hay 177 entidades involucradas en la entrega de las remesas; 17 de ellas como agentes y 160 como subagentes.

La diferencia es que en el caso de los agentes, tienen una relación más directa con los operadores que los migrantes contratan para los envíos. En este conjunto de intermediarios, la SSF deberá autorizar a cuatro agentes y 160 subagentes para manejar el efectivo calificado como envíos familiares.

Según Perdomo, con la nueva normativa que regula el envío de dinero, vigente desde el 4 de enero de 2016, buscan prevenir el financiamiento de actividades criminales y tener un control más cercano de esas operaciones. Además, se supone que los procesos serán más ágiles y con un menor costo operativo para el usuario, en comparación con lo que ocurre ahora.

Tags:

  • remesas
  • ssf
  • bcr
  • migrantes
  • tps
  • migracion
  • ley nacara

Lee también

Comentarios

Newsletter