Lo más visto

Más de Economía

El Salvador: Uber busca iniciar operaciones

La empresa anunció que comenzará a evaluar a personas interesadas en convertirse en conductores de la plataforma.
Enlace copiado
Enlace copiado
La empresa Uber confirmó que está valorando iniciar operaciones en El Salvador, y que comenzará a evaluar a candidatos interesados a convertirse en conductores de la plataforma.

Uber es una empresa que ofrece servicios de transporte privado a través de una aplicación móvil que conecta a pasajeros y conductores registrados en su plataforma. Ya opera en otros países de América Latina.

“Hoy abrimos una ventana de oportunidades para los salvadoreños interesados en ser socios de nuestra plataforma, es por eso que los invitamos a que ingresen a https://www.uber.com/es-SV/”, dijo Julie Robinson, encargada de comunicaciones de Uber para Centroamérica y el Caribe.

Los interesados en convertirse en conductores de Uber deben presentar su licencia de conducir y sus constancias de antecedentes policiales y antecedentes penales a la oficina que Uber ha habilitado en el país, en Regus, 89 avenida norte y calle El Mirador, edificio World Trade Center, torre 1, piso 2, colonia Escalón, San Salvador. Si se tiene vehículo propio, hay que llevar la tarjeta de circulación y el seguro del automotor.

Uber dijo recientemente a la agencia de información económica Bloomberg que su crecimiento en ingresos está superando a las pérdidas. Según la publicación de Bloomberg, en 2016 tuvo ingresos netos de $6,500 millones, que ajustados a las pérdidas netas arrojó un resultado de $2,800 millones, excluyendo el negocio en China, vendido en el último verano.

Uber ha tenido problemas para comenzar a operar en algunos países, debido a las regulaciones para el transporte en cada nación. Además, ha enfrentado protestas del gremio de taxistas, para quienes representa una competencia directa.

Aún así, y tras ocho años de haber comenzado a operar, ahora tiene presencia en más de 570 ciudades de todo el mundo, 31 de ellas, en México.

El modelo de negocios de Uber forma parte de la llamada economía colaborativa. Los conductores, personas particulares, se registran con la empresa, y los clientes también deben hacerlo.

La contratación y pago del servicio se realiza a través de la aplicación, por lo que no hay intercambio de efectivo entre las partes a la hora de ofrecer el servicio.

Lee también

Comentarios