El Salvador baja 10 escalones en competitividad

En los últimos 10 años, el país ha retrocedido 53 puestos en el ranking de competitividad mundial al pasar de la posición 48, en 2003, a la 101.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>La competitividad de El Salvador sigue a pique. En el ranking 2012 de competitividad global que elabora el Foro Económico Mundial (FEM), el país retrocedió 10 posiciones en relación con el año previo, pasando al escalón 101 (de 144 países), el segundo más bajo de Centroamérica.</p><p> Para 2003, El Salvador ostentaba la posición 48 a escala mundial. Desde ahí, ha traído una caída constante –que tuvo un leve respiro en 2009– y 53 países lo han superado, incluyendo sus pares de Honduras, Guatemala y Costa Rica. “Para 2005 éramos el segundo lugar en Centroamérica (en competitividad) después de Costa Rica. Hoy somos el segundo menos competitivo, después de Nicaragua”, señaló Pedro Argumedo, gerente de la sección microeconómica de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).</p><p> Argumedo señaló que cuando un país pierde competitividad esto se ve reflejado en el crecimiento económico, pues es menos atractivo para los inversionistas y esto repercute negativamente en la generación de empleo, acrecentando así la pobreza de un país.</p><p> Según FUSADES, el continuo deterioro en la capacidad de competir se traduce en que el país lleva cinco años siendo la nación que menos crece en Latinoamérica, no genera el empleo que demanda la fuerza laboral, ni reduce el desempleo. “La tasa de inversión como proporción del PIB ha caído a ritmos de hace 20 años, la pobreza se mantiene alta, deteriorando el bienestar de la sociedad”, señaló la institución.</p><p>El FEM mide la competitividad de cada país basándose en 12 pilares. Este año, El Salvador retrocedió en nueve de ellos en relación con el ejercicio previo –en todos con respecto a 2005, cuando el país estaba en la posición 56–, dos se mantuvieron sin cambios y uno mejoró.</p><p> El pilar institucional retrocedió a la posición 134, 16 puestos debajo de lo que estaba El Salvador el año pasado y 73 abajo del rango de 2005. En esta evaluación influyó que el país ahora esté en la posición 144 (142 el año pasado) en cuanto al crimen organizado, situándose a la fila de todos los países del mundo, y es el penúltimo (143) por los costos económicos del crimen y la violencia. Asimismo, en este pilar es notorio el deterioro de la desconfianza pública en los políticos, el derroche del gasto público.</p><p>&nbsp;</p><p> El pilar de estabilidad macroeconómica también perdió 23 posiciones, pasando del escalón 65 al 72 y se atribuye a que hubo retrocesos en los indicadores de déficit fiscal y tasa de ahorro nacional. En este pilar, el retroceso más acentuado del país se vio en la inflación, que pasó de la posición 1 en 2011 a la 49 este año.</p><h2>Oportunidades</h2><p>Pese a que hubo un retroceso en el pilar de infraestructura (el país bajó de la posición 65 a la 72), es en este donde se notan los indicadores más favorables para el país. Así, se nota una mejoría en la calidad de infraestructura de puertos (posición 86) y transporte aéreo (42).</p><p> Para el gerente de la sección microeconómica de FUSADES, el país debe de aprovechar estas oportunidades y agilizar la ampliación del aeropuerto y la concesión del puerto, a fin de no quedar a la zaga de los países de la región. “Hay que movernos a crear un polo de desarrollo industrial en el oriente del país”, sugirió.</p><p> Asimismo, señaló que otros países con las mismas condiciones que El Salvador han mejorado su competitividad al ofrecer mayor certeza jurídica a los inversionistas.</p>

Tags:

  • economia
  • nacional

Lee también

Comentarios