Lo más visto

Más de Economía

El Salvador con dos proyectos pendientes: Chaparral y Cimarrón

La última hidroeléctrica construida en el país fue la 15 de Septiembre, en 1983.
Enlace copiado
El Salvador con dos proyectos pendientes: Chaparral y Cimarrón

El Salvador con dos proyectos pendientes: Chaparral y Cimarrón

El Salvador con dos proyectos pendientes: Chaparral y Cimarrón

El Salvador con dos proyectos pendientes: Chaparral y Cimarrón

Enlace copiado
En El Salvador no se ha construido una presa hidroeléctrica desde hace más de tres décadas. La presa 15 de Septiembre, la más nueva de las cuatro principales con las que cuenta el país, fue inaugurada en 1983.

La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), la entidad estatal encargada de administrar las presas, cuenta actualmente con la 5 de Noviembre, que empezó a generar en 1954; con la de Guajoyo, inaugurada en 1963; la de Cerrón Grande, finalizada en 1976, y la 15 de Septiembre, con 33 años de estar generando energía.

A principios de la década de 2000, los gobiernos en turno se alistaban para echar a andar dos proyectos que se convertirían en la respuesta a la creciente demanda de energía del país, y en fuentes de electricidad que luego se podrían exportar al resto de Centroamérica: las presas de El Chaparral, al norte de San Miguel, y El Cimarrón, que se ubicaría entre Santa Ana y Chalatenango.

Aún en 2009, el entonces presidente de la CEL, Nicolás Salume, auguraba que para 2017 ambas presas estarían funcionando y generando energía.

El impulso duró poco. En 2010, el entonces presidente de la República, Mauricio Funes, anunció que el proyecto de El Cimarrón quedaba suspendido, “por sus implicaciones sociales y ambientales negativas”. Este proyecto estaba diseñado para generar 261 megavatios, suficientes para suplir la demanda de unos 600,000 hogares.

Siguió en marcha, mientras tanto, la construcción de El Chaparral, iniciada en 2008 por la empresa italiana Astaldi, que debía entregarla en 2013. Los trabajos se suspendieron en 2011, luego de que Astaldi alegó que problemas en el terreno y daños por la tormenta Ágatha, en 2010, hicieron subir el costo de la obra. El contrato con los italianos se suspendió tras un cuestionado acuerdo en el que CEL les pagó $108 millones.

Ahora ha sido la CEL la que ha retomado la construcción de El Chaparral, para lo que ha contratado a varias empresas locales. El presidente de la autónoma, David López, espera que la presa esté lista en 2018. Ha anunciado que esperan rescatar también el proyecto de El Cimarrón.

Tags:

  • el chaparral
  • el cimarron
  • cel
  • hidroelectricas
  • presas
  • obras
  • generacion
  • energia

Lee también

Comentarios