El Salvador estancado en producción de café

La actividad cafetalera salvadoreña no ha logrado superar las pérdidas por la roya. Honduras pasó de producir 500,000 quintales a 8 millones y, según el plan, llegarán a 15 millones.
Enlace copiado
Crisis. La inmensa mayoría de los productores de café en El Salvador no logran levantar cabeza desde el impacto de la roya.

Crisis. La inmensa mayoría de los productores de café en El Salvador no logran levantar cabeza desde el impacto de la roya.

El Salvador estancado en producción de café

El Salvador estancado en producción de café

Enlace copiado
El Salvador cosechará por tercera vez consecutiva menos de 1 millón de quintales de café, una mínima fracción de las cosechas históricas de cuatro millones de quintales en los ochenta y durante un período cafetalero en los noventa. En cambio, sus principales competidores en exportación de café diferenciado (alta calidad), que son Guatemala y Honduras, lograron superar el impacto de la roya en la temporada 2012/2013. Ahora su producción es el doble y hasta cuatro veces lo que ha cosechado El Salvador.

Los expertos en temas de caficultura explican que las acciones oportunas y consistentes marcaron la diferencia entre la recuperación en los cafetales de Guatemala y Honduras frente al estancamiento en la actividad en El Salvador. Mientras Honduras trabaja para llegar a producir 15 millones de quintales de café en un período de entre 10 y 15 años, Guatemala desarrolló su propia variedad de café resistente a la roya que ya se distribuye en la región centroamericana. En El Salvador, la meta es producir 3 millones de quintales al finalizar la gestión y lograr una renovación del 30 % del área cada año, aunque los funcionarios reconocen que no será posible lograrlo en una sola administración pública.

Uno de los casos más representativos es el de Honduras y el Instituto Hondureño del Café (IHCAFE). El país vecino cosechaba alrededor de 500,000 quintales en los setenta, cuando El Salvador obtenía tres millones de quintales. Ahora, Honduras espera 7.5 millones de quintales y El Salvador, más o menos, 830,000.

Mientras tanto, Guatemala calcula que recolectarán 4.2 millones; Nicaragua, 2.5 millones; y Costa Rica, poco más de 2 millones. Panamá y República Dominicana son los únicos que recolectan menos que El Salvador, pero el aporte de la actividad no es tan significativo como en el Triángulo Norte de la región.

En Honduras también aprobaron créditos de bajo interés y largo plazo para la renovación e innovación en las fincas, además de que declararon emergencia fitosanitaria por la infestación del hongo de la roya. Esta misma declaratoria ocurrió en Guatemala y Costa Rica. Este último país creó un fondo especial para los productores más afectados por la plaga. Nicaragua, en tanto, desarrolló una campaña con la Organización Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) para combatir al hongo.

En El Salvador, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) no reaccionó sino en el segundo semestre de 2013, cuando había poco que hacer frente a la cosecha que se terminaría de recolectar en 2014. Además, tampoco hubo líneas especiales de financiamiento en condiciones especiales para el sector durante los años más críticos, que fueron 2013 y 2014.

“Hace ocho año se pusieron las pilas y el Gobierno, más todos los representantes en la cadena de producción de café comenzaron a trabajar”, dijo Marcelino Samayoa, director ejecutivo de la Asociación de Beneficiadores de Café (ABECAFE), sobre el caso de Honduras. “Diseñaron una política cafetalera conjunta, con la que todos estuvieron de acuerdo”, agregó Samayoa.

Amy Ángel, economista agrícola de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), también rescató este punto. “En Honduras hubo un diálogo que involucró a todos los sectores, eso fue lo que hicieron”, dijo Ángel.

En El Salvador, tres entidades ofrecieron coordinar este diálogo nacional por el café y canalizar fondos para los productores, pero según las personas que participaron en la preparación del proyecto (y que pidieron reserva de su identidad), el Gobierno rechazó la propuesta.

“Honduras tiene el triple de área sembrada que nosotros y va para 15 millones de quintales en 10 años. Nosotros, en 10 años, vamos a estar produciendo 100,000 quintales si no hacemos nada”, agregó Samayoa.

En tanto, Guatemala desarrolló una variedad de café que combina la calidad de los Pacamara con la resistencia a la roya que tienen los Catimor. Esta variedad ha viajado para pruebas en el resto de Centroamérica y en algunas fincas del sur. El trabajo de investigación inició en 1984. La distribución de arbolitos del Gobierno salvadoreño son variedades que provienen, precisamente, de Guatemala.

Por el momento, el Gobierno ha pensado en distribuir 8.5 millones de arbolitos de café para renovación. Es un programa que mantiene desde la erupción del volcán Ilamatepec, en Santa Ana, pero hasta el momento no hay estadísticas disponibles de cuántas manzanas en el país han atravesado con éxito el proceso de renovación. Además, el MAG promoverá la reforestación del bosque cafetalero, para facilitar la retención de agua en los mantos subterráneos. El CENTA Café, la división especial del país, ha enfocado sus recursos sobre la asistencia.

Tags:

  • cafe
  • caficultura
  • fincas
  • roya
  • mag
  • anacafe
  • ihcafe
  • abecafe
  • fusades

Lee también

Comentarios

Newsletter