El Salvador tiene baja productividad en caña

PROCAÑA sostiene que hay que mejorar el rendimiento de la tierra para aprovechar más las inversiones que han hecho los ingenios.

Enlace copiado
Titulo.. Texto de foto texto de foto texto de foto texto de foto texto de foto texto de Texto de foto texto de foto texto de foto texto de foto texto de foto texto de

Titulo.. Texto de foto texto de foto texto de foto texto de foto texto de foto texto de Texto de foto texto de foto texto de foto texto de foto texto de foto texto de

Enlace copiado

El cultivo de caña en el país tiene bajo rendimiento en relación con el resto de la región, pero es en donde se reciben los ingresos más altos por la eficiencia en el procesamiento que hacen los ingenios azucareros, según Óscar Orellana, presidente de la Asociación de Productores de Caña de Azúcar de El Salvador (PROCAÑA). El reto es producir más para poder aprovechar los avances de la industria.

Ayer fue la reunión anual de la Federación de Productores Privados Centroamericanos de Caña de Azúcar (FEPCAÑA), que reúne a más de cien representantes de la región y de México. Orellana explicó que la idea es analizar las cifras de producción y rendimiento para ver cómo están los mercados.

“Nosotros hemos sido invitados a la reunión como industria, pero es una reunión donde ellos van a discutir diferentes temas importantes que atañen al sector cañicultor”, agregó Mario Salaverría, presidente de la Asociación Azucarera.

Para la zafra que se aproxima, Orellana explicó que se espera un crecimiento de entre 15 % a 20 %, que se debe a que el invierno fue bueno este año.

En el país existen productores independientes que siembran la caña y la entregan a los ingenios azucareros, que la procesan. Las ganancias de la venta se dividen en porcentajes establecidos en la Ley de la Agroindustria Azucarera. Las relaciones entre ambas partes están reguladas en el Consejo Salvadoreño de la Agroindustria Azucarera (CONSAA), en donde ambos sectores tienen participación, así como los ministerios de Agricultura (MAG) y Economía (MINEC).

Orellana explicó que además de El Salvador solo Costa Rica tiene una ley que regula al sector. El diseño del marco legal fue un tema central en la reunión.

Según la Asociación Azucarera, el 78 % de la caña cultivada es sembrada por productores; mientras que el 20 % es administrada por los ingenios bajo el sistema de renta fija o variable, y el 2 % es propiedad de los ingenios.

Orellana explicó que el objetivo de PROCAÑA es que los agricultores puedan integrar mejores técnicas de producción para cosechar más toneladas en la misma tierra, y así aprovechar más los avances de la industria azucarera.

Pugna por el CONSAA

En la agroindustria azucarera hay actualmente desacuerdos por la elección al CONSAA. Se ha negado la participación de Luis Bettaglio, Ramón Menjívar, Félix Chinchilla y Manuel Escamilla, como candidatos a representantes de los productores.

La Asociación Salvadoreña de Productores de Caña de Azúcar (ASPROCAÑA) hizo ayer un llamado, junto a otras organizaciones, a que los agricultores no se presenten a votar en las elecciones que se realizarán el próximo domingo.

A Bettaglio y a los demás se les negó la candidatura puesto que la ley dice que tienen que ser cañeros activos, y eso debe ser comprobado con un documento emitido por el CONSAA, que les solicitó un contrato vigente con un ingenio. Bettaglio no tiene dicho contrato, explicó que lo tenía, pero se lo interrumpió para arrendar parte de su tierra a un ingenio, sin embargo, asegura que sigue sembrando.

Orellana que respalda esa prohibición considera que se apega a la ley. Dice que si se llegará a permitir la candidatura podría acudir a otras instancias. A su vez, Bettaglio informó que también está analizando acudir a la Sala de lo Contencioso Administrativo y a la Sala de lo Constitucional. El caso ha sido revisado en el consejo a solicitud del MAG, lo que PROCAÑA considera una injerencia.

Según el MINEC, la única forma de verificar que un productor es activo es con el contrato y que se notificó a APROCARPA y CAÑASA, que presentaron los candidatos denegados, del problema.

La institución aseguró que se habilitó un plazo para que las gremiales presentaran nuevas candidaturas, pero no lo hicieron. Las elecciones, que son el próximo domingo, contarán con la supervisión de la Secretaría de Transparencia, así como de la Corte de Cuentas de la República.

Lee también

Comentarios

Newsletter