Lo más visto

El Salvador tiene un bajo aporte de la inversión frente a C. A.

Expertos señalan que el país no aprovecha sus mayores ventajas: el aeropuerto, la energía y el recurso humano. La tasa de inversión de El Salvador está 10 puntos abajo del promedio centroamericano.
Enlace copiado
El Salvador tiene un bajo aporte de la inversión frente a C. A.

El Salvador tiene un bajo aporte de la inversión frente a C. A.

El Salvador tiene un bajo aporte de la inversión frente a C. A.

El Salvador tiene un bajo aporte de la inversión frente a C. A.

Enlace copiado
El Salvador está 10 puntos porcentuales abajo en la participación de la inversión en la economía. Está en desventaja frente a sus vecinos. Los investigadores coinciden en que la falta de inversión se traduce en menos oportunidades de empleo y en un crecimiento económico estancado. Los expertos internacionales señalan que no se están aprovechando las ventajas competitivas del país y que persisten muchos problemas que ahuyentan a las empresas extranjeras e impiden la llegada de nuevos negocios.

Los datos que presentó ayer la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) muestran que la tasa de inversión promedio para el período 2010-2015 en el país fue de 14.1 % del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que el promedio de la región fue de 24.2 %. Expertos en competitividad de la escuela de negocios internacional INCAE señalaron que la meta que el Gobierno se ha planteado es insuficiente.

La comparación con el PIB sirve para identificar si la inversión es un motor importante de la economía o si no logra ayudar lo suficiente al crecimiento.

Niels Ketelhön y Felipe Pérez, ambos catedráticos del INCAE, explicaron que el plan quinquenal de desarrollo proyecta aumentar la Inversión Extranjera Directa (IED) en 5 %, lo que las instituciones interpretan como un incremento en relación con el PIB. Esto implicaría un aumento de $300 millones. La meta es insuficiente, consideran, puesto que la IED no lograría ser un impacto significativo en la economía.

El investigador del Departamento de Estudios Económicos de FUSADES, Pedro Argumedo, recordó que el monto de inversión extranjera debería rondar los $1,200 millones anuales. Esto se traduciría en un crecimiento superior al 4 % y permitiría crear suficientes empleos para incluir a los que poco a poco se incorporan al mercado laboral.

Los expertos señalaron que hay muchos problemas que frenan las inversiones; entre ellos, la violencia. Sobre esto explicaron que mientras el país se esfuerce en “esconder” el problema, los costos de la violencia serán determinantes al momento en que el inversionista busca un país para desarrollar sus planes.

Además de la violencia, el bajo crecimiento de la economía, la corrupción en las instituciones, los altos costos operativos y la incertidumbre en las políticas públicas son los principales obstáculos para atraer a inversionistas, según los informes de FUSADES.

Los expertos del INCAE agregaron que la polarización política es también un obstáculo notorio. En cuanto a la institucionalidad, Ketelhön y Pérez destacaron que el país no está tan mal como otros, pero existe demasiada incertidumbre sobre la implementación de nuevas regulaciones o impuestos.

En cuanto a la polarización, Ketelhön explicó que en muchos países es normal que una buena parte de la población se identifique con dos partes opuestas en la cancha partidaria, pero el problema es cuando la administración pública se dedica solo a quienes votaron por ellos y deja al resto de lado.

El experto agregó que no basta con tener una agencia de promoción de la inversión: tiene que haber un consenso en todas las instituciones.

Aquí es donde El Salvador tiene un problema. Costa Rica, por ejemplo, logró atraer a una gran empresa de tecnología, pero para lograrlo intervino hasta la misma Presidencia de ese entonces.

Vanessa Gibson, directora de desarrollo corporativo y clima de inversión de la Agencia de Atracción de Inversiones de Costa Rica (CINDE), explicó que en su país implementaron una estrategia de atracción de empresas acorde con las realidades del país y, en un primer momento, con solo dos prioridades.

Ketelhön sostuvo que cuando un país tiene demasiadas prioridades, como es el caso de El Salvador, que tiene 19 según el plan quinquenal, es como si no tuviera ninguna. Por otra parte, Pérez advirtió que no se deben seleccionar las apuestas solo con base en valor agregado que pueden traer a corto plazo, sino en el potencial para innovar y ser un motor económico también en el largo plazo.

En el caso de El Salvador, los expertos señalaron que hay varias ventajas que no están siendo aprovechadas. La principal es el aeropuerto. La terminal es la que tiene el mayor tráfico aéreo y la mayor conectividad en la región, con excepción de Panamá. El Aeropuerto Internacional de El Salvador Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez (AIES-MOARG) lo opera la Comisión Ejecutiva Aeroportuaria Autónoma (CEPA). Pese a que el AIES-MOARG genera fuertes ganancias, ese capital no está siendo invertido con eficiencia para mejorar la infraestructura del lugar y en parte se destina a financiar otras empresas que maneja CEPA, como el puerto de La Unión y los ferrocarriles, que pierden dinero. Los expertos contrastaron con Panamá, que invierte en sus terminales, y ahora su aeropuerto supera al de El Salvador.

Migración y remesas

El recurso humano es de los principales atractivos que puede ofrecer un país; de hecho, Gibson señaló que Costa Rica encadenó esfuerzos que incluyeron al sector académico para poder consolidar su apuesta por atraer inversiones del sector de alta tecnología.

Los expertos del INCAE argumentaron que El Salvador tiene una mano de obra productiva, más que otros países de la región, solo detrás de Costa Rica y Panamá. Además, tras el fenómeno social por la migración, hay muchas personas que hablan inglés.

Por otro lado, advirtieron que la migración tiene un carácter nocivo para el país. A corto plazo se ve un efecto de bonanza por las remesas, comparables con los ingresos que genera el canal de Panamá; no obstante, a largo plazo, el efecto es negativo, ya que la migración deja al país sin una mano de obra trabajadora y emprendedora, sin personas proactivas que no aceptan el statu quo de El Salvador.

 

Tags:

  • ineversión
  • fusades
  • costa rica
  • centroamerica
  • el salvador
  • violencia
  • fusdaes
  • incae
  • desempleo
  • desarrollo
  • apuesta
  • proesa

Lee también

Comentarios