Lo más visto

El Salvador vuelve a lista de países que violan convenios OIT

El Gobierno tendrá que enfrentar una audiencia este jueves, en Suiza, por incumplir el Convenio 144 sobre la consulta tripartita.
Enlace copiado
Enlace copiado
Por tercer año consecutivo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) colocó a El Salvador en el grupo de países que incumplen lo dispuestos en los convenios del organismo, por lo que el país deberá enfrentar una audiencia mañana en el marco de la 106.ª Conferencia Internacional del Trabajo, que se celebra en Ginebra, Suiza, según informaron ayer representantes del sector laboral y patronal que participan en la reunión.

En la audiencia se abordará el incumplimiento del Convenio 144 sobre la consulta tripartita, por lo que el Gobierno, representado por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MINTRAB), deberá presentar sus alegatos.

La conferencia es una reunión anual en la que participan representantes de los sectores laboral, empleador y estatal de 187 países, entre ellos El Salvador. La inclusión del país en la “lista negra” se hizo por la recomendación de una comisión de expertos que determinó que no se está cumpliendo a cabalidad la consulta tripartita. El señalamiento al Gobierno es más grave, puesto que el país tiene un “doble pie de página”, que significa que las incidencias del país son reiteradas. Además de El Salvador, solo cuatro países están en esa situación: Malasia, Polonia, Ucrania y Ecuador.

“La comunidad internacional toma nota de todos estos acontecimientos que suceden en el seno de la OIT. El caso de El Salvador genera un desincentivo para atraer inversiones”, explicó Waldo Jiménez, director de Asuntos Económicos de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), quien actualmente está en Suiza representando al sector empleador.

El informe de la comisión de expertos que la OIT publicó en febrero de este año las reformas que hizo el expresidente de la República Mauricio Funes, quien le quitó al sector empleador la facultad de escoger a sus propios representantes en 19 instituciones autónomas.

La comisión le reprocha al Gobierno que no ha resuelto esta situación, pese a todos los señalamientos que ha recibido, incluso después de que la Sala de lo Constitucional declaró que dichas reformas no se apegan a la ley. Esta situación, más la irregularidad con la que se ha manejado el Consejo Superior del Trabajo (CST), ocasionó que el país fuera señalado, según explicó Saraí Molina, vocera del Movimiento de Unidad Sindical y Gremial de El Salvador (MUSYGES) y representante del sector laboral en la conferencia.

“La comisión insta al Gobierno a que, en consulta con los interlocutores sociales concernidos, incluida la ANEP, tome sin demora todas las medidas necesarias para que la designación de los representantes de los empleadores en las 19 instituciones cumpla con las garantías del convenio. La comisión pide al Gobierno que informe de todo progreso al respecto”, dice el informe.

LA PRENSA GRÁFICA intentó obtener una postura del MINTRAB, pero en su oficina de Comunicaciones se dijo que la única persona que podía hablar sobre el tema era la titular, Sandra Guevara, quien está en Suiza.

“Si bien es cierto que es bueno que el CST se haya instalado, el problema es que no se hizo siguiendo las recomendaciones de la OIT, porque nosotros desconocemos el mecanismo y la OIT dijo que fuéramos los trabajadores quienes determináramos el mecanismo”, expresó la representante laboral.

El MINTRAB juramentó la semana pasada a los ocho representantes trabajadores ante el CST, instancia de diálogo tripartita que se había mantenido inactiva desde 2013, después de que la OIT pidió que las reformas a las leyes de las autónomas se discutieran en el seno de ese consejo.

La justificación del Gobierno para no activar el espacio de diálogo es que había un impase en los sindicatos que habían presentado varias listas de representantes, y el MINTRAB exigía una lista única con el consenso de todos los trabajadores.

Tanto en 2015 como en 2016, la OIT señaló a El Salvador por considerar que el Gobierno interfería en la autonomía del sector laboral y urgía reactivar el CST. Según Molina, el Gobierno juramentó a representantes de tres listas propuestas por los sindicatos, pero explicó que el problema es que el MINTRAB utilizó su mecanismo y no el de los sindicatos, y que no está claro cómo fue.

Durante el acto de juramentación, Guevara explicó que el criterio fue la representatividad de cada lista, es decir, cuántas personas y cuántos sindicatos respaldaban a los candidatos. En esa ocasión, Molina también denunció una serie de actos que el MINTRAB habría aplicado para favorecer a los candidatos afines al Gobierno. La ministra de Trabajo también argumentó que hay una sentencia de la Sala de lo Constitucional que estableció que el CST tenía que conformarse representando a todo el sector laboral y no solo a las personas con más votos. Esta misma resolución fue citada por los expertos de la OIT, que recordaron que el documento también le pide a Trabajo facilitar la reactivación del CST.

Lee también

Comentarios