Lo más visto

Más de Economía

El fisco enfrenta un faltante de ingresos por $169 millones

Las metas que se habían trazado para obtener ingresos no se pudieron cumplir. En cambio, el gasto público sí ha obligado a incrementar el presupuesto vigente.
Enlace copiado
El fisco enfrenta un faltante de ingresos por $169 millones

El fisco enfrenta un faltante de ingresos por $169 millones

El fisco enfrenta un faltante de ingresos por $169 millones

El fisco enfrenta un faltante de ingresos por $169 millones

Enlace copiado
Los ingresos que recibe el Gobierno por los impuestos que pagan los ciudadanos y las empresas muestran una reducción en comparación con lo que el fisco había calculado. Los datos disponibles muestran que, además, las necesidades de gasto también han superado las expectativas.

Los datos que publica el Ministerio de Hacienda (MH) muestran que, en un principio, el fisco esperaba recolectar $3,887.5 millones acumulados para octubre. En cambio, reportan que recibieron $3,718.2 millones acumulados hasta el mes pasado. Es una diferencia de $169.4 millones.

El Gobierno presenta todos los años su plan de gastos e ingresos a la Asamblea Legislativa, que lo aprueba para convertirlo en ley. Uno de los requisitos indispensables para este plan es que detalle las cifras fiscales y las justifique; luego, quedan plasmadas en la ley del presupuesto general.

Aunque sí hay un incremento de 2.5 % en los ingresos en comparación con el período de enero a octubre de 2015, las metas del presupuesto de este año no se cumplieron. Solo en el caso específico del IVA, por ejemplo, quedaron desfasadas en $227.6 millones.

Roberto Lorenzana, secretario técnico de la Presidencia, ha explicado en otras ocasiones que la caída en los precios del combustible es una de las situaciones que más ha incidido en la menor recolección de tributos. Por la gasolina, los conductores pagan entre cuatro y cinco tributos diferentes, que dependiendo del precio puede sumar hasta $1 por galón.

Con el Impuesto Sobre la Renta (ISR), que se aplica sobre los salarios y las ganancias empresariales, no fue posible llegar a la meta y hasta octubre faltaron $28.8 millones para cumplirla.

El impuesto a las operaciones financieras también mostró un desempeño menor al esperado y rindió $70.6 millones, que son $11.2 millones menos en comparación con las proyecciones.

Por otro lado, las necesidades de gasto público superaron las expectativas y han obligado a modificar el presupuesto hasta el noveno mes del año.

El plan de gastos previsto para este año era de $4,860 millones cuando los diputados lo aprobaron en 2015. Hacia septiembre, surgieron más gastos y ahora el presupuesto es de $4,945 millones; es decir, $80 millones más que el plan original.

Según Hacienda, en el Gobierno central es donde más han usado los recursos asignados para este año. Este grupo de instituciones ha ocupado $77 de cada $100 programados hasta octubre. En cambio, las empresas públicas ocuparon $44 por cada $100 que tenían preparados en el presupuesto y tienen pendiente de utilizar más de la mitad. Las empresas públicas incluyen a CEPA, ANDA, CEL y la Lotería Nacional. Entre ellas, ANDA es la que más recursos ha puesto en marcha.

El Banco Central de Reserva (BCR), con datos hasta septiembre –un mes atrás que las cifras publicadas por Hacienda–, indica que el pago de la deuda pública es el gasto que más rápido ha crecido en este año.

El BCR indica que los intereses que paga el Estado a sus acreedores incrementó en 14.43 % en comparación con 2015, para el período de enero a septiembre. Este gasto pasó de $491.94 millones a $562.91 millones al noveno mes de 2016.

Los intereses son lo más parecido a una ganancia que obtienen los inversionistas y organismos que le prestan dinero al Gobierno. Entre todos, quienes suelen prestar más caro son los inversionistas, es decir, los que toman los bonos y otros papeles.

Por ejemplo, en el mercado internacional el interés del bono salvadoreño que se terminará de pagar en 2041 cerró ayer con una tasa de interés de 8.5 %, de acuerdo con las actualizaciones que publica la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES). Si el Gobierno decide salir en los próximos días a pedir financiamiento con más bonos, no podrá bajar de ese 8.5 %, porque entonces los inversionistas no lo verán atractivo.

Finalmente, frente a este panorama, el Gobierno ha tenido dificultades para agilizar la inversión pública. Datos hasta septiembre muestran que hasta septiembre las instituciones han ejecutado $454.15 millones, cuando para este mes esperaban haber ocupado $707.7 millones. Como ha sucedido desde el año pasado, el sector de seguridad y justicia es el que menos avances muestra en inversión: de los $67.26 millones programados para septiembre, las instituciones de este sector han ejecutado poco más de $25 millones. Es decir, no han podido mover el 62.8 %. En el área de desarrollo económico, el atraso es 62.3 %.

Lee también

Comentarios