Lo más visto

Más de Economía

El gas natural podría dar un empuje a la industria: EDP

La planta de que se construirá en Acajutla abrirá nuevas oportunidades, ya que el país tendrá un abastecimiento de gas natural; que es más limpio y barato que los combustibles tradicionales de petróleo.
Enlace copiado
Los representantes de Wärtsilä destacaron que el gas natural es además un complemento para el desarrollo de la energía renovable y anunciaron que EDP comenzará a funcionar a partir de 2021.

Los representantes de Wärtsilä destacaron que el gas natural es además un complemento para el desarrollo de la energía renovable y anunciaron que EDP comenzará a funcionar a partir de 2021.

Enlace copiado

La planta de gas natural licuado Energías del Pacífico (EDP) comenzará a funcionar a partir de 2021. Su operación permitirá más que solo la inyección de energía eléctrica, puesto que brindará la posibilidad de distribuir este combustible para uso industrial y comercial; tanto en El Salvador como para los países vecinos, además, podría alimentar los vehículos.

Gonzalo Ramírez, de Wärtsilä, el proveedor de la planta de EDP, explicó que el gas natural va a llegar de manera líquida a Acajutla, donde se va a regasificar y este luego podría enviarse a Guatemala y Honduras.

“Una vez que tengamos el almacenamiento flotante en Acajutla, vamos a tener la posibilidad de descargar ese gas en barcos más pequeños que puedan distribuir a otros mercados cercanos”, dijo.

“Una vez teniendo el gas en tierra se puede pensar en esquemas de distribución que puedan llegar a otros tipos de aplicaciones, no solo generación eléctrico, sino a una demanda industrial y a una demanda comercial”, agregó Ramírez.

La virtud del gas es que los precios son menos volátiles que el petróleo, porque los precios dependen de mercados regionales. En este caso, el proveedor más fuerte y cercano es Estados Unidos. Ramírez señaló que hay menos riesgo que los precios aumenten por conflictos geopolíticos, como el Medio Oriente.

El esquema de distribución también activaría las necesidades de infraestructura, agregó.

El Salvador también tendrá el potencial para implementar el gas natural como un combustible para el transporte terrestre y marítimo.

Alejandro Alle, director ejecutivo de EDP, agregó que el gas natural es además un complemento para el desarrollo de la energía renovable. Es más limpio y barato.

Además, se abre la oportunidad para que las plantas de energía térmica que operan en el país se transformen a gas natural.

“En futuras licitaciones, porque las plantas cumplen su ciclo de vida, seguramente las térmicas que se construyan van a ser con gas natural”, apuntó Alle.

El ejecutivo también anunció que EDP comenzará a funcionar a partir de 2021. La construcción arrancará en el tercer trimestre de este año y ya cuentan con factibilidades y permisos.

Agregó que construirán una línea de 230 kilovoltios (kV) hasta la subestación de Los Ausoles, y de ahí inyectarán a la red nacional, de 115 kV; aunque también van a hacer una subestación en Acajutla para poder inyectar directamente por respaldo.

Actualmente hay un proyecto en discusión de ETESAL para robustecer la capacidad de transporte de energía. La línea que hará EDP se integraría a este proyecto.

Lee también

Comentarios