El imperio del arroz parece rendirse al de la patata

Programa de popularización incluirá mejorar calidad y fomentar consumo.
Enlace copiado
Enlace copiado
China, tras muchos años de deliberaciones, ha designado oficialmente a la patata como su cuarto alimento básico principal, junto al arroz, el maíz y el trigo, una decisión que podría ser trascendental para la producción agrícola, el comercio exterior y la dieta del país más poblado del mundo.

La medida anunciada por el Ministerio de Agricultura chino se traducirá en políticas de fomento de su consumo y mejora de su cultivo tanto en cantidad como en calidad.

China es desde 1993 el país con mayor producción de patatas del mundo (100 millones de toneladas en 2014), pero debido a su elevada población, el consumo per cápita de este tubérculo es muy bajo, de unos 36 kilos por persona y año, cuando en Bielorrusia, el mayor consumidor per cápita, se acercan a los 200.

Según Sun Junmao, investigador del Instituto para el Desarrollo de la Nutrición y los Alimentos de China, la nueva consideración de la patata como alimento básico en el país llevará a doblar la productividad de las tierras de cultivo de ese alimento y a aumentar su extensión de las 5.3 millones de hectáreas actuales a 10 millones en 2020 (el equivalente a la extensión de Corea del Sur).

Ambas cosas conducirían a un aumento de la producción anual china de patatas hasta los 300 millones de toneladas a finales de la década: cifra cercana al total que se cultiva actualmente en todo el planeta, y que muestra la decidida apuesta del país asiático por un tubérculo que hoy en día no es muy popular en su dieta.

El programa de popularización de la patata incluirá mejorar esa calidad, introduciendo modalidades más resistentes a las plagas.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter